Menú Desde 1996 información y formación gratuitas para familias con hijos con problemas

Diarrea crónica

Definición

En un bebé siempre es grave una diarrea. Cuanto menor su peso mas grave. Pero si la diarrea persiste, es fundamental el diagnostico medico, pues puede tratarse de una diarrea crónica.

La diarrea crónica (DC) en el niño es una reducción de la consistencia y aumento de la frecuencia y/o volumen de las deposiciones que persiste más de dos semanas.

Los procesos básicos de incorporación de nutrientes al organismo son la digestión, la absorción y el transporte hasta la corriente sanguínea o linfática. Una alteración en cualquiera de estos procesos puede producir diarrea crónica.

Dado que la cantidad, el volumen y la consistencia de las heces varía considerablemente con la edad, y entre distintos individuos, la definición no puede ser más precisa si no conocemos el volumen exacto de las heces.

En principio, volúmenes superiores a 10 g/kg/día o mayores de 200 g/m2 de superficie corporal diarios son considerados diarrea.

Ante cualquier duda es importante consultar con su médico

Causas de la DC

Las alteraciones congénitas del transporte de electrólitos, la falta congénita de lactasa y la mala absorción de glucosa-galactosa aparecen ya en el recién nacido.

La alteración puede producirse a nivel de la digestión, como ocurre en la fibrosis quística de páncreas, o bien por disminución de la superficie de absorción, como ocurre en el intestino corto, la resección intestinal extensa, la atrofia severa de vellosidades intestinales o la atrofia congénita de microvellosidades.

También puede producirse cuando la capacidad de absorción intestinal queda superada.

O por intolerancia a azucares, sobredesarrollo bacteriano intestinal o inicio de una intolerancia a proteínas alimentarias, aunque también puede ser causado por daño epitelial extenso tras una gastroenteritis viral que tarda más de lo habitual en regenerarse, agravado por dietas hipocalóricas o hiperosmolares.

Las causas mas frecuentes de la diarrea crónica se modifican según la edad del niño

En recién nacidos y lactantes son:

  • Intolerancia secundaria a la lactosa
  • Intolerancia a proteínas vacunas
  • Síndrome postenteritis
  • Intolerancia a otras proteínas alimentarias
  • Fibrosis quística
  • Errores dietéticos

En niños de 1 a 3 años las causas mas frecuentes son:

  • Diarrea crónica inespecífica
  • Giardiasis
  • Enfermedad celiaca
  • Infecciones intestinales
  • Síndrome postenteritis

Escolares/adolescentes

  • Giardiasis
  • Enfermedad celiaca
  • Intolerancia racial a la lactosa
  • Colitis ulcerosa
  • Enfermedad de Crohn

¿Qué relación presenta la diarrea con la introducción de nuevos alimentos?

La intolerancia a proteínas vacunas o a soja se produce pocas semanas después de la introducción de estos en el organismo infantil, aunque síntomas como irritabilidad, vómitos o incluso colitis hemorrágica pueden preceder al cuadro diarreico.

La enteropatía sensible al gluten presenta siempre un período largo de al menos 2 ó 3 meses desde la introducción del alimento a la aparición de los primeros síntomas, por lo que la aparición de síntomas inmediatos a este cambio dietético jamás deben interpretarse como sugerentes de enfermedad celiaca.

Tratamiento

El tratamento de la diarrea crónica infantil se basa en dos pilares fundamentales, el mantenimiento de una adecuada hidratación y la conservación del estado nutricional.

A su pediatra le corresponde detectar la causa pero Ud como madre o familiar hace muy bien en sentirse comprometida e involucrada en la salud de su niño.

Debe darle mucha importancia a la hidratación oral, y a la higiene: los niños se llevan todo a la boca, y si en sus juguetes hay bacterias, los chupa y vuelve a enfermar.

La rehidratación oral:

  • Disminuye la morbimortalidad infantil
  • Está indicada en cualquier tipo de diarrea, sea cual sea la intensidad y la edad del paciente
  • En la diarrea secretora los mecanismos de absorción de Na/G permanecen intactos
  • En la diarrea invasiva (afectación más distal), la absorción H/E proximal permanece intacta
  • Si el niño vomita, se debe esperar 1 hora de dieta absoluta (no tomar nada) antes de empezar la rehidratación. Durante las primeras 2-3 horas se le debe dar solo una solución de rehidratación oral (preparado comercial o agua de arroz) siempre fría. Con una cuchara o jeringa se ofrecen entre 5 y 10 ml cada 5 ó 10 minutos. Si bebe de una sola vez grandes cantidades de líquido para calmar la sed, probablemente lo vomitará.

Alimentos a ofrecer cuando el niño tolere bien la dieta líquida:

  • Arroz hervido
  • Sémola de arroz
  • Tapioca con caldo vegetal
  • Patatas hervidas
  • Puré de patata y zanahoria
  • Pollo a la plancha, hervido o microondas (cocinado siempre sin piel)
  • Pescado blanco a la plancha, hervido o microondas
  • Jamón cocido (no pastel de carne)
  • Plátano maduro sin hebras bien chafado con un tenedor
  • Membrillo
  • Pan del día anterior o tostado
  • Yogur. El tratamiento de la diarrea con yogures (no pasteurizados) disminuye la duración de la misma. El yogur casero de larga fermentación (24 horas) es el más efectivo por contener mayor cantidad de fermento vivo. Los microorganismos que contiene cualquier yogur colonizan el intestino normalizándolo con una nueva flora intestinal.

Enlaces

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.