Menú Desde 1996 información y formación gratuitas para familias con hijos con problemas

Otitis

¿Qué es la otitis media?

La otitis media es una infección del oído. Al cumplir los 3 años, tres de cada cuatro niños habrán tenido otitis media. La infección del oído es una de las enfermedades más comunes que afectan a bebés y a niños jóvenes.

¿Hay distintos tipos de otitis media?

Sí, hay dos tipos comunes. El primer tipo se conoce como otitis media aguda. El oído se infecta e hincha con líquido y mucosidad que no pueden salir. Este tipo de infección puede ser doloroso.

El segundo tipo se conoce como otitis media serosa. Después de una infección, quedan líquido y mucosidad dentro del oído. Este tipo de otitis hace que sea difícil para el oído luchar contra nuevas infecciones. Su niño puede tener problemas para oír a causa del líquido que se queda dentro del oído.

¿Qué causa la otitis media?

Normalmente, la otitis media es causada por virus o bacterias que entran en el oído y lo infectan. Es mas común después de otra enfermedad, como un resfriado. Esto quiere decir que si un niño se enferma, sus oídos pueden verse afectados.

Es más difícil para los niños combatir enfermedades que para los adultos, por eso las infecciones del oído son más comunes en los niños. Los científicos creen que otros factores, como el humo de cigarrillo, pueden facilitar las infecciones del oído.

¿Qué pasa dentro del oído de mi niño cuando está infectado?

Cuando los oídos están infectados, las trompas de Eustaquio se inflaman y se hinchan. Las adenoides también se pueden infectar.

Las trompas de Eustaquio están dentro de los oídos. Mantienen estable la presión del aire dentro de los oídos. También dejan que entre el aire en los oídos.

Las adenoides están cerca de las trompas de Eustaquio. Las adenoides son grupos de células que luchan contra las infecciones.

Cuando las trompas de Eustaquio están inflamadas e infectadas, es común que se taponen con líquido y moco procedente del resfriado. Si se tapan las trompas de Eustaquio, quedan atrapados aire y líquido dentro del oído. Es más difícil que el líquido salga del oído de un niño porque en ellos las trompas de Eustaquio son más pequeñas y más rectas que en los adultos. Por eso también las infecciones del oído son más comunes en los niños. Por lo general, las infecciones del oído son dolorosas.

Las adenoides están en la garganta, cerca de las trompas de Eustaquio. Las adenoides también se pueden infectar e inflamar. Pueden taponar las trompas de Eustaquio y atrapar dentro aire y líquido. Al igual que las trompas de Eustaquio, las adenoides son distintas en los niños y los adultos. Los niños tienen adenoides más grandes que pueden bloquear las trompas de Eustaquio más fácilmente.

¿Puede la otitis media influir en cómo oye mi niño?

Sí, una infección del oído puede causar dificultad para oír solo de forma pasajera. Es posible que el niño tenga problemas para hablar y comunicarse por algún tiempo. Si no recibe el tratamiento adecuado, estos problemas pueden agravarse.

Una infección del oído afecta a partes importantes del oído que nos ayudan a oír. Los sonidos que nos rodean son recogidos por el oído externo. El sonido viaja después al oído medio, que tiene tres huesos pequeños y está lleno de aire. De allí, pasa al oído interno. En el oído interno, los sonidos se convierten en señales eléctricas que son enviadas al cerebro. La infección del oído afecta a todo el oído, pero en particular al oído medio y al oído interno. El sonido no puede viajar por el oído cuando éste se ha llenado de líquido y esto causa problemas para oír.

¿Cómo puedo saber si mi niño tiene otitis media?

No siempre es fácil saber si un niño tiene una infección del oído. A veces tiene que observarlo con mucho cuidado. Es posible que su niño tenga una infección del oído antes de que aprenda a hablar. Si todavía no puede decir “me duele el oído”, tendrá que buscar otras señales para confirmar la infección.

Preste atención a las siguientes señales de otitis media en un niño:

  • Se frota o tira de las orejas.
  • Llora más de lo normal.
  • Le sale líquido del oído.
  • No duerme bien.
  • Tiene problemas de equilibrio.
  • No oye bien.
  • No responde a sonidos suaves.

Cualquiera de estas señales puede indicar una infección del oído.

Si nota alguna o varias de ellas, llame al médico.

¿Qué hará el médico?

El médico examinará al niño y le dirá si tiene una infección del oído.

Si hace falta, el médico recetará un medicamento. A veces se recetan medicamentos conocidos como antibióticos para las infecciones del oído. Es importante saber cómo actúan los antibióticos. Los antibióticos sólo matan bacterias, microorganismos que causan enfermedad. No sirven cuando lo que causa la enfermedad es un virus, como en el caso de un resfriado. Para que actúen los antibióticos, asegúrese de que su hijo termina de tomar la dosis indicada. Aunque se vea y se sienta bien, y deje de tirarse de las orejas, es posible que la infección siga estando en el cuerpo del niño. Si no termina el antibiótico, las bacterias pueden volver. Asegúrese de seguir las instrucciones del médico.

El médico también puede recetar medicamentos para aliviar el dolor de oído del niño, como por ejemplo el acido acetil salicílico. Los medicamentos para la alergia (“antihistamínicos”) o para aliviar la congestión nasal (“descongestivos”) no sirven para prevenir o tratar la otitis media.

¿Cómo hago para darle bien el medicamento a mi niño?

Si el médico receta un medicamento al niño, asegúrese de entender las instrucciones antes de irse del consultorio.

  • Entienda las instrucciones. Compruebe que la farmacia le ha dado la información que necesita para darle el medicamento al niño. Si no entiende las instrucciones pregunte al médico, a los enfermeros o asistentes, o al farmacéutico. Debe saber las respuestas a las siguientes preguntas sobre el medicamento:
    ¿Hace falta refrigerarlo?
    ¿Cuántas veces al día se lo doy?
    ¿Por cuántos días debe tomarlo?
    ¿Se lo doy antes o después de las comidas?
  • Haga un plan. A veces es difícil recordar cuándo hay que darle el medicamento al niño. Antes de darle la primera dosis, escriba en un papel cada uno de los días que debe tomar el medicamento. Según el caso, tal vez sean 10 ó 14 días. Para recordar las dosis del medicamento puede hacer un cuadro con filas y columnas: en las columnas anote: lunes, martes, miércoles… así todos los días que deba tomar el medicamento el niño; en las filas anote las horas; si es cada ocho horas es bueno mantener las distancias equilibradas en la noche, por ejemplo 8 de la mañana, 16 horas y 24 horas: este cuadro puede pegarlo en el refrigerador. Haga una marca cada vez que le da el medicamento al niño. Mida las cantidades con cuidado. Si el medicamento viene con un vasito para medir, úselo. Si no, use una cuchara o taza que tenga las medidas marcadas, como las que se usan para preparar recetas de cocina. No use las cucharas comunes porque no siempre son del mismo tamaño.
  • No se olvide de volver al médico. Asegúrese de terminar de darle todo el medicamento al niño. Siga las dosis indicadas. Si el médico le pide que lleve al niño para volver a verlo, hágalo a tiempo. El médico lo examinará para confirmar que no tiene más líquido ni infección en los oídos. Antes de irse, anote la fecha de la cita y haga cualquier pregunta que tenga.

¿Hace falta que operen a mi niño?

Algunos niños con otitis media necesitan una operación. Cuando el líquido de una infección del oído no se elimina por varios meses, puede causar sordera y problemas del habla. En estos casos se recomienda una operación que se conoce como canalización del tímpano (o timpanotomía). Un otorrinolaringólogo, que es un médico cirujano que se especializa en oído, nariz y garganta, le ayudará si el niño necesita una operación. Esta operación requiere el uso de anestesia.

En la canalización del tímpano, el cirujano hará un pequeño corte en el tímpano para poner un tubito. El tubo alivia la presión del oído tapado para que el niño pueda volver a oír. También deja que entre aire y eso hace que el líquido no se acumule en el oído.

Después de unos meses, los tubos se caen solos. Aunque no es común, en algunos casos hay niños que necesitan otra operación de este tipo.

Hay otra operación en la que se extirpan las adenoides. Esta operación se llama adenoidectomía. Está comprobado que esta operación ayuda a algunos niños con otitis media que tienen entre 4 y 8 años de edad. No se sabe bien si ayuda en el caso de niños menores de 4 años.

¿Qué pasa con los medicamentos cuando los niños van a la guardería, jardín de infantes o escuela?

Esto es algo que debe preguntar cuando inscriba a los niños en la escuela (antes de que tengan una infección del oído o necesiten tomar un medicamento). Algunas veces hace falta pedir una nota o formulario especial al médico para entregar en la escuela. En esa nota o formulario se debe explicar al personal de la escuela cómo y cuándo darle el medicamento al niño durante la jornada escolar. Si existe una regla que no permite dar medicamentos a los niños en la escuela, pregunte a su médico qué se puede hacer.

¿Qué más puedo hacer por mi niño?

Hay algunas cosas que puede hacer para que su niño corra menos riesgo de tener otitis media. Lo mejor que puede hacer es prestar atención. Conozca las señales de alerta de una infección del oído y esté atento si a su niño le da un resfriado. Si piensa que su niño tiene una infección del oído, llame al médico.

Abrigue la cabeza del niño en cuanto haga frio. El gorro es una prenda fundamental para todos los niños.

No fume cerca de su niño. El humo del cigarrillo daña la parte de adentro del oído que es muy delicada.

Al bañar al niño procure que no entre agua en los oídos.

Si desea solicitar más información, puede comunicarse con las siguientes organizaciones:

ConfederaciÓn Española de Padres y Amigos de los Sordos (FIAPAS)
Nuñez de Balboa 3, 1º Int. 28001 (Madrid)
http://www.fiapas.es/

American Academy of Audiology (AAA)
(Academia Americana de Audiología)
11730 Plaza America Drive, Suite 300
Reston, VA 20190
Voz: (703) 790-8466
Número de teléfono gratuito: (800) 222-2336
TTY: (703) 790-8466
Fax: (703) 790-8631
Correo electrónico: info@audiology.org
Portal de Internet: www.audiology.org

American Academy of Otolaryngology-Head and Neck Surgery (AAO-HNS)
(Academia Americana de Otorrinolaringología y Cirugía del Cuello y Cabeza)
One Prince Street
Alexandria, VA 22314-3357
Voz: (703) 836-4444
TTY: (703) 519-1585
Fax: (703) 683-5100
Correo electrónico: webmaster@entnet.org
Portal de Internet: www.entnet.org

American Speech-Language-Hearing Association (ASHA)
(Asociación Americana del Habla, Lenguaje y Audición)
10801 Rockville Pike
Rockville, MD 20852
Voz: (301) 897-5700
Número de teléfono gratuito: (800) 638-8255
TTY: (301) 897-0157
Fax: (301) 571-0457
Correo electrónico: actioncenter@asha.org
Portal de Internet: www.asha.org

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.