Menú Desde 1996 información y formación gratuitas para familias con hijos con problemas

Problemas de crecimiento

Crecimiento

Entender el crecimiento y el desarrollo de su hijo como un todo armónico, es una parte importante del ser padres. A medida que los bebés y los niños atraviesan los diversos estadios del crecimiento, es normal que se enfrenten a cambiantes desafíos emocionales y físicos así como algunos problemas comunes en la adolescencia.

El crecimiento y el desarrollo incluyen no solamente los cambios físicos que se producen desde la infancia hasta la adolescencia, sino también algunos de los cambios emocionales, de personalidad, de conducta, de forma de pensar y del lenguaje que el niño desarrolla a medida que empieza a comprender e interactuar con el mundo que lo rodea.

El cuidado de la salud de su hijo implica brindarle no sólo cuidado físico sino también proveerle de apoyo emocional en todo momento. Incluyen también las mil maneras distintas de buscar un estilo de vida saludable con respecto a las actividades diarias como por ejemplo, jugar, estudiar, comer y dormir, así como el asegurarse de que su hijo reciba el cuidado médico.

A medida que un niño crece y se desarrolla desde la niñez hasta alcanzar la adolescencia, resulta indispensable siempre fomentar un buen estado de salud, sobre todo cuando se presentan algunos de los problemas frecuentes relacionados con el desarrollo físico, es especial con el crecimiento. En este momento la estatura es un activo físico importante. Por eso desde muy pequeños, dos o tres meses de edad el médico anota la talla y el percentil, es decir controla la talla y peso de su bebé en relación a la media de los niños de su misma edad.

Definición de problemas de crecimiento

Se entiende que un niño tiene problemas de crecimiento cuando el desarrollo de su estatura es menor con respecto a la talla media de la raza, sexo, edad a la que el individuo pertenece. Según la OMS, se considera de talla baja a todo niño cuya edad estatural es inferior en dos años a la talla mínima correspondiente a su edad cronológica, o a aquel individuo que a los 25 años de edad no alcanza los 110, 130 centímetros de altura.

¿Cuáles son los síntomas de los problemas de crecimiento?

Algunos problemas de crecimiento pueden ser diagnosticados en el nacimiento, debido a que el bebé puede ser anormalmente pequeño para su edad. Sin embargo, muchos problemas de salud se detectan más tarde, cuando el niño parece más pequeño que sus compañeros de clase o cuando el crecimiento parece poco significativo luego de un año. El síntoma principal que puede indicar un problema de crecimiento es cuando el niño crece menos de cinco centímetros (dos pulgadas) por año luego de dos años de vida. Los síntomas de los problemas de crecimiento pueden parecerse a los de otras condiciones o problemas médicos. Siempre consulte al médico de su hijo para el diagnóstico.

¿Cuál es la causa de los problemas de crecimiento?

La causa de un problema de crecimiento depende del tipo de trastorno de crecimiento en cuestión. Ciertos problemas de crecimiento son genéticos, mientras que otros pueden ser causados por trastornos hormonales o por una absorción deficiente de los alimentos. Las causas de los problemas de crecimiento suelen clasificarse de la siguiente manera:

Baja estatura familiar

  • La baja estatura en la familia es una tendencia hereditaria.
  • Retraso en el crecimiento constitutivo con la adolescencia tardía o madurez tardía
  • Un niño que tiende a ser más bajo que lo normal y que ingresa en la pubertad más tarde que lo normal, pero que crece a nivel normal puede tener un crecimiento retrasado. La mayoría de estos niños tienen una tendencia a alcanzar gradualmente casi la misma altura que sus padres.
  • Enfermedades que afectan todo el cuerpo (También llamadas enfermedades sistémicas)
  • La malnutrición constante, las enfermedades del sistema digestivo, la enfermedad renal, cardíaca, pulmonar y el estrés grave pueden causar problemas de crecimiento.

Enfermedades endocrinas (hormonales)

La producción adecuada de la hormona de la tiroides es necesaria para el crecimiento normal de los huesos. El síndrome de Cushing puede ser causado por numerosas anomalías que son resultado de la hipersecreción de corticosteroides por parte de las glándulas suprarrenales. La deficiencia de la hormona del crecimiento implica un problema en la glándula pituitaria (una pequeña glándula ubicada en la base del cerebro) que segrega varias hormonas, incluida la hormona del crecimiento.

Problemas congénitos (presentes en el momento del nacimiento) en los tejidos donde se produce el crecimiento

Con una condición llamada restricción del crecimiento intrauterino (IUGR), durante el embarazo se produce el crecimiento lento en el útero. El bebé nace con menos peso y un largo menor de lo normal, en proporcion con su corta estatura.

Número de Cromosomas

La presencia de demasiados o un insuficiente número de cromosomas, puede provocar problemas de salud, incluidos los problemas de crecimiento. Por ejemplo, el síndrome de Turner es una alteración genética que se observa en las niñas y hace que sean más bajas que otras y no maduren sexualmente cuando llegan a la edad adulta. La gravedad de estos problemas varía entre las personas afectadas. Pueden presentarse otros problemas de salud que involucran el sistema cardíaco o renal (riñones, etc.). Muchas de estas condiciones pueden controlarse o corregirse mediante el tratamiento médico. El síndrome de Turner ocurre en una de cada 2.500 mujeres que nacen. Las características del síndrome de Turner son el resultado de la falta del cromosoma X en cada una de las células del cuerpo.

Existen más de 50 enfermedades óseas que afectan la estatura y el crecimiento, muchas de las cuales son genéticas. La más común es la acondroplasia, un tipo de enanismo por el cual los brazos y las piernas del niño son más cortos en proporción con el largo del cuerpo. Además, con frecuencia la cabeza es grande y el tronco tiene un tamaño normal. estatura alta

Algunas niños pueden tener una estatura alta anormal para su edad si los padres son altos. Además, la alteración del crecimiento llamada pubertad precoz está caracterizada por un inicio temprano de la adolescencia en la cual el niño es alto para la edad, pero debido a la rápida maduración ósea, el crecimiento se detiene a una edad temprana y pueden ser bajos cuando llegan a la edad adulta. Existen unas pocas afecciones genéticas que producen una estatura alta y en las que también hay problemas de salud. Existen varias alteraciones del crecimiento que son idiopáticas, en las que el problema del crecimiento no tiene causa conocida.

Trastornos

  • Acondroplasia: trastorno del crecimiento caracterizado por una talla baja no proporcionada, con brazos y piernas cortas, en relación a cabeza y tronco normales. Es un defecto congénito debido a la falta de desarrollo del cartílago de crecimiento de los huesos largos de las extremidades. Se presenta en 1 de cada 25.000 niños nacidos vivos. El desarrollo mental y sexual es normal.
  • Deficiencia hormonal de crecimiento: es la ausencia o la deficiencia de la hormona del crecimiento producida por la glándula pituitaria para estimular el crecimiento corporal. Este trastorno puede ocurrir durante la infancia o más adelante en la niñez. Sin tratamiento, la mayoría de los niños con deficiencia de la hormona del crecimiento no alcanzarán una altura de 1,52 m.
  • Desnutrición: los nutrientes que necesita un bebé recién nacido los encuentra todos en la leche materna. La carencia o escasez de estos nutrientes puede dificultar el desarrollo del niño. De los cuatro a los seis meses de edad, un bebé debe tener el doble del peso que tenía al nacer. Durante la segunda mitad del primer año de vida, el crecimiento no es tan rápido. Entre las edades de 1 a 2 años, un niño que empieza a caminar sólo aumentará aproximadamente 2,2 kg (5 libras). De los 2 a los 5 años el aumento de peso permanece en una tasa de aproximadamente 2,2 kg por año.
    Entre los 2 y los 10 años, el niño continuará creciendo a un ritmo constante. Luego se inicia un aumento repentino en el crecimiento con la llegada de la pubertad, en algún momento entre los 9 y los 15 años.

  • La diabetes y otros trastornos endocrinos y metabólicos: Si alguno de los problemas de crecimiento más comunes son genéticos (acondroplasia), otros problemas son inducidos por una mala alimentación, otros finalmente tienen su origen en trastornos metabólicos o endocrinos.
    La producción adecuada de la hormona de la tiroides es necesaria para el crecimiento normal de los huesos. El síndrome de Cushing puede ser causado por numerosas anomalías que son resultado de la hipersecreción de corticosteroides por parte de las glándulas suprarrenales.

¿Cómo se diagnostica un problema de crecimiento?

El diagnóstico de un problema de crecimiento debe realizarlo el médico de su hijo. El método utilizado para el diagnóstico dependerá del tipo de trastorno que se presente. Además del examen y la historia médica completa, los exámenes de diagnóstico pueden incluir lo siguiente:

  • Seguimiento de la salud y el crecimiento del niño durante un período de tiempo. Análisis de sangre (para descartar trastornos hormonales, de cromosomas u otros asociados con la falla de crecimiento).
  • Radiografía de los huesos: energía electromagnética que se usa para producir imágenes de los huesos y de los órganos internos en una placa (para determinar la madurez y el crecimiento potencial de los huesos).
  • Análisis de las funciones de la glándula pituitaria, la cual produce y segrega la hormona del crecimiento.

Tablas de crecimiento infantil según la Organización Mundial de la Salud:

http://www.who.int/childgrowth/standards/es/index.html

Tratamiento de los problemas de crecimiento

El tratamiento específico de los problemas de crecimiento será determinado por el médico de su hijo basándose en lo siguiente:

La edad de su hijo, su estado general de salud y su historial médico.

  • Qué tan avanzada está la condición.
  • La tolerancia de su hijo a determinados medicamentos, procedimientos o terapias.
  • Las expectativas para el desarrollo de la condición.
  • Su opinión o preferencia.
  • El tratamiento de los problemas de crecimiento dependerá del tipo de trastorno de crecimiento que se presenta. Si una condición médica causa el problema de crecimiento, el tratamiento de esa condición aliviará el problema.

Alargamiento Óseo

El alargamiento de una pierna anormalmente corta se puede recomendar en niños cuyos huesos aún están en crecimiento. Este alargamiento consta de una serie de tratamientos que involucran diversos procedimientos quirúrgicos, un período de convalecencia prolongado y riesgos considerables, pero puede agregar hasta 15 cm (6 pulgadas) de longitud.

Con el paciente dormido y libre de dolor bajo el efecto de la anestesia general, se corta el hueso que se va a alargar y se introducen unos clavos o tornillos metálicos en el hueso a través de la piel. Los clavos se colocan por encima y por debajo de la incisión ósea y posteriormente se sutura la incisión cutánea.

Se fija un dispositivo metálico (usualmente un tipo de estructura externa) a los clavos en el hueso, el cual se utiliza posteriormente para separar el hueso cortado gradualmente, creando así un espacio entre los extremos del hueso que se ha cortado, el cual se llena con hueso nuevo. El dispositivo de alargamiento se usa de una manera muy gradual para garantizar el relleno óseo y el estiramiento de los tejidos blandos.

Posteriormente, cuando la pierna ha alcanzado la longitud deseada (generalmente después de varios meses) y ha cicatrizado, se realiza otro procedimiento quirúrgico para retirar los clavos metálicos.

Debido a que la inserción de los clavos o tornillos se hace a través de la piel, es importante tener cuidado especial con el área donde los clavos se encuentran ubicados para evitar la infección. Así mismo, dado que los vasos sanguíneos, los músculos y la piel se estiran a medida que el hueso aumenta de longitud, es necesario revisar cuidadosa y frecuentemente el color de la piel, la temperatura y la sensibilidad del pie y de los dedos con el fin de evitar daño circulatorio, muscular o nervioso.

Enlaces

Internacionales