Menú Desde 1996 información y formación gratuitas para familias con hijos con problemas

Serotonina

Para saber más

La serotonina es más comúnmente conocida por ser un neurotransmisor, aunque algunos consideran que este producto químico es una hormona.

Se aisló y se nombró la serotonina por primera vez en el año 1948 por Maurice M. Rapport, Arda Green e Irvine Page de la Clínica de Cleveland, pero ya en 1935 el investigador italiano Vittorio Erspamer había demostrado que una sustancia hasta entonces desconocida, a la que llamó enteramina, producida por las células enterocromafines del intestino estimulaba la contracción intestinal.

Es una monoamina neurotransmisora sintetizada en las neuronas serotoninérgicas del sistema nervioso central (SNC) y en las células enterocromafines (células de Kulchitsky) del tracto gastrointestinal l ser humano. La serotonina también se encuentra en varias setas y plantas, incluyendo frutas y vegetales.

Como todos los neurotransmisores, los efectos de la 5-HT en el humor y el estado mental humanos, y su papel en la conciencia, son muy difíciles de determinar.

  • Entre las principales funciones de la serotonina está la de regular el apetito mediante la saciedad, equilibrar el deseo sexual, controlar la temperatura corporal, la actividad motora y las funciones perceptivas y cognitivas.
  • La serotonina interviene en otros conocidos neurotransmisores como la dopamina y la noradrenalina, que están relacionados con la angustia, ansiedad, miedo, agresividad, así como los problemas alimenticios.
  • La serotonina también interviene en los parámetros de densidad ósea. Las personas que toman antidepresivos del tipo inhibidores de la recaptación de la serotonina pueden generar osteoporosis (reducir la densidad ósea).

Investigaciones recientes sugieren que la serotonina juega un papel importante en la regeneración hepática y actúa como mitógeno (que induce la división celular) a lo largo del cuerpo.

La función serotoninérgica es fundamentalmente inhibitoria. Ejerce influencia sobre el sueño y se relaciona también con los estados de ánimo, las emociones y los estados depresivos. Afecta al funcionamiento vascular así como a la frecuencia del latido cardiaco.

Regula la secreción de hormonas, como la del crecimiento.8 Cambios en el nivel de esta sustancia se asocian con desequilibrios mentales como la esquizofrenia o el autismo infantil.

También desempeña una función importante en el trastorno obsesivo compulsivo, un desorden de ansiedad. Algunos hongos alucinógenos, el LSD y el MDMA actúan intensamente en los receptores serotonínicos. Entre las funciones fisiológicas de la serotonina destaca la inhibición de la secreción gástrica, la estimulación de la musculatura lisa y la secreción de hormonas por parte de la hipófisis. Los bajos niveles de serotonina en personas con fibromialgia explican en parte el porqué de los dolores y los problemas para dormir. Dichos niveles bajos se han asociado también a estados agresivos, depresión y ansiedad e incluso a las migrañas, debido a que cuando los niveles de serotonina bajan, los vasos sanguíneos se dilatan. Desempeña una función importante en la proliferación linfocitaria dependiendo del tipo de receptor estimulado (5-HT1A vs. 5-HT7).

  • La serotonina es una sustancia química producida por el cuerpo humano que funciona como un neurotransmisor.
  • Se considera comúnmente como la sustancia química responsable de mantener en equilibrio nuestro estado de ánimo.
  • La serotonina es producida a través de un proceso de conversión bioquímica.
  • La serotonina se produce en el cerebro y los intestinos. La mayoría de la serotonina del cuerpo (entre 80-90 %) puede ser encontrada en el tracto gastrointestinal.
  • La serotonina que se usa en el interior del cerebro tiene su origen dentro de este.
  • Se considera que la serotonina puede afectar el estado de ánimo, el comportamiento social, el apetito y la digestión, el sueño, la memoria, y el deseo y desempeño sexual de una persona.
  • Existe una estrecha relación entre la depresión y la serotonina. Sin embargo los científicos aun no están seguros de si niveles disminuidos de serotonina contribuyen a la depresión, o por el contrario, la depresión provoca disminución en los niveles de serotonina.
  • Inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina (ISRS) pueden afectar los niveles de serotonina en el cuerpo.
  • Si se acumulan cantidades excesivas de serotonina en el cuerpo, puede producirse el síndrome serotoninérgico/síndrome de la serotonina.
  • Otras maneras de aumentar los niveles de serotonina del cuerpo incluyen la inducción de estados de ánimo, exponerse a la luz, el ejercicio y la dieta.

¿Qué es la serotonina?

La serotonina se produce a través de un proceso de conversión bioquímica que combina triptófano, un componente de proteínas, con la triptófano hidroxilasa, un reactor químico. Juntos conforman la 5-hidroxitriptamina (5 – HT), también conocida como la serotonina.

¿De dónde viene la serotonina?

La serotonina se produce en el cerebro y los intestinos. La mayoría de la serotonina del cuerpo, (entre 80-90%) puede ser encontrada en el tracto gastrointestinal (GI). Igualmente puede encontrarse en las plaquetas de la sangre y el sistema nervioso central (SNC).

Debido a que la serotonina se puede encontrar ampliamente en todo el cuerpo, se considera que este químico tiene influencia en una gran variedad de funciones corporales y psicológicas.

Como la serotonina no puede atravesar la barrera hematoencefálica, es indispensable que el cerebro produzca su propia dosis dentro de él.

¿Cuál es la función de la serotonina?

Como un neurotransmisor, la serotonina transmite señales entre las células nerviosas (neuronas) regulando su intensidad.

La serotonina es un neurotransmisor que regula la señal entre las neuronas.

Es ampliamente considerado que la serotonina desempeña un papel clave en el sistema nervioso central (SNC), como también en el funcionamiento general del cuerpo y en particular en el tracto gastrointestinal (GI).

Diferentes estudio han encontrado vínculos entre la serotonina y el metabolismo óseo, la producción de leche materna, la regeneración hepática y la división celular.

Al ser un neurotransmisor, la serotonina influye directa e indirectamente en la mayoría de las células del cerebro. Se considera que la serotonina puede afectar:

  • Estado de ánimo y el comportamiento social
  • El apetito y la digestión
  • El sueño
  • La memoria
  • Deseo y desempeño sexual.

Vínculos entre la serotonina y la depresión

No se sabe exactamente qué causa la depresión. Se piensa que es probable un desequilibrio de neurotransmisores u hormonas en el cuerpo los que conducen a esta condición.

Los niveles de serotonina están fuertemente asociados con la depresión.

Existe una estrecha relación entre la depresión y la serotonina. Sin embargo los científicos aun no están seguros de si niveles disminuidos de serotonina contribuyen a la depresión, o por el contrario, la depresión provoca disminución en los niveles de serotonina.

Aunque se pueden medir los niveles de serotonina en el torrente sanguíneo a través de un examen de nivel sérico de serotonina, en la actualidad no es posible medir los niveles de serotonina en el cerebro. Los investigadores aun no saben si los niveles de serotonina en el torrente sanguíneo reflejan los niveles de serotonina en el cerebro.

Se considera que medicamentos como los inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina (ISRS) pueden afectar los niveles de serotonina en el cuerpo, trabajando como antidepresivos y ayudando a aliviar los síntomas de la depresión. Aunque no sabe con precisión cómo funcionan.

Sin embargo, un estudio reciente puede ofrecer pruebas contrarias a estas teorías tan ampliamente difundidas. Científicos condujeron ratones sin capacidad para producir serotonina a través de varias pruebas de comportamiento. Los ratones no dieron ninguna muestra de signos de depresión, lo cual sugiere que evidentemente otros factores ajenos a la serotonina están implicados en la aparición de la depresión.

ISRS y niveles de serotonina

Los ISRS están aprobados por la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA – por sus siglas en inglés) para el tratamiento de la depresión y son los antidepresivos más comúnmente recetados. Los ISRS más conocidos son: citalopram, fluoxetina, paroxetina y sertralina.

Generalmente, una vez un neurotransmisor ha transmitido su impulso neural este se reabsorbe. Los ISRS inhiben esta reabsorción de la serotonina por lo cual los niveles de serotonina aumentan en el cuerpo. Se considera que cambiando estos niveles de la serotonina en el cuerpo se estimulará a las células del cerebro para enviar y recibir mensajes, mejorando así el estado de ánimo general de una persona.

Las drogas recreativas como la MDMA y la cocaína también inhiben la reabsorción de la serotonina con el fin de maximizar sus efectos.

Niveles excesivos de serotonina pueden presentarse cuando se consumen al tiempo dos tipos diferentes de medicamentos que afectan el nivel de serotonina del cuerpo, como por ejemplo antidepresivos y medicina para la migraña.

Los ISRS algunas veces pueden causar efectos secundarios. Todos ellos tienen diferentes composiciones químicas, y sus efectos pueden variar dependiendo de cada persona. Estos son algunos de los efectos secundarios que podrían presentarse:

  • Agitación
  • Diarrea
  • Mareos
  • Somnolencia
  • Sequedad bucal
  • Dolores de cabeza
  • Insomnio
  • Náuseas o vómitos
  • Disminución de la libido
  • Aumento o pérdida de peso.

¿Qué es el síndrome de la serotonina?

El síndrome de la serotonina es una consecuencia de la estimulación excesiva del sistema nervioso central y de receptores de serotonina periféricos. Puede aparecer como consecuencia de la toma de algunos medicamentos, drogas ilegales o suplementos dietarios y normalmente se produce cuando dos medicamentos que afectan los niveles de serotonina se consumen simultáneamente, por ejemplo antidepresivos junto con medicina para la migraña.

Los tumores carcinoides pueden causar niveles excesivos de serotonina. Estos tumores cancerosos se encuentran comúnmente en el tracto gastrointestinal (GI). Estos tumores producen un exceso de serotonina para ser liberada. La mayoría de los tumores carcinoides no manifiestan ningún síntoma, por lo cual su detección solo suele darse cuando se realizan exámenes o procedimientos relacionados con otras condiciones.

El síndrome de la serotonina conduce a una actividad nerviosa excesiva. Entre los signos y síntomas de este se incluyen los siguientes:

  • Agitación
  • Confusión
  • Aumento de la frecuencia cardíaca y presión arterial
  • Dilatación de la pupila
  • Diarrea
  • Dolores de cabeza
  • Escalofríos
  • Transpiración
  • Pérdida de coordinación muscular
  • Rigidez muscular.

En casos de mayor gravedad el síndrome serotoninérgico puede ser potencialmente mortal. Este podría incluso conducir a fiebre alta, ritmo cardíaco irregular, convulsiones y pérdida del conocimiento.

Tratamiento

El síndrome de la serotonina no puede ser diagnosticado mediante una sola prueba, ya que comparte síntomas similares con otras condiciones, por lo cual el médico intentará primeramente descartar estas otras condiciones antes de diagnosticar el síndrome serotoninérgico.5,10

De ser diagnosticado, el tratamiento se focalizará en tratar de restaurar los niveles normales de serotonina. Si los síntomas son leves, suspender el consumo del medicamento que originó el problema podría ser suficiente para hacer que las molestias desaparezcan después de unos días.

Los casos más extremos del síndrome serotoninérgico pueden requerir hospitalización. Dependiendo del grado de los síntomas, varios medicamentos pueden administrarse con el objetivo de relajar o paralizar los músculos, controlar la frecuencia cardiaca y presión arterial, y en algunos casos bloquear la producción de serotonina.

Oxigeno también puede ser suministrado a través de terapia intravenosa, con el fin de mantener los niveles normales de este en el torrente sanguíneo, como también para controlar la fiebre y la deshidratación.

Formas naturales para aumentar los niveles de serotonina

A parte de los ISRS y las drogas ilegales, se considera que hay otras maneras de aumentar los niveles de serotonina en el cuerpo.

Legumbres como los garbanzos contienen grandes cantidades de triptófano, el componente principal de la serotonina.

  • Inducción de estados de ánimo: modificaciones en el pensamiento, ya sea a través de la psicoterapia o la autoinducción pueden aumentar los niveles de serotonina, puesto que la interacción entre la síntesis de la serotonina y el estado de ánimo es una relación de doble vía
  • Luz: la cual también se utiliza como parte del tratamiento en el trastorno afectivo estacional; algunos estudios sugieren que igualmente podría ser utilizada para tratar la depresión
  • Ejercicio: el ejercicio tiene un efecto antidepresivo, y algunas investigaciones han sugerido que puede ayudar a aumentar la función de la serotonina cerebral
  • Dieta: alimentos ricos en triptófano podrían estar vinculados a la mejora del estado de ánimo, la cognición y posiblemente al aumento de nuestros niveles de serotonina.

Todas estas áreas requieren de estudio e investigación más profundo, puesto que el conocimiento actual continúa siendo meramente especulativo.

Aun hay mucha información que se desconoce respecto a lo relacionado con la serotonina. Las dificultades en torno al estudio de las funciones cerebrales sugieren que pasará un tiempo antes de que se pueda adquirir un conocimiento completo sobre este tema.

El nombre serotonina es un término equívoco que refleja nada más que las circunstancias en las que se descubrió el compuesto. Fue inicialmente identificado como una sustancia vasoconstrictora en el plasma sanguíneo (o serum) – de ahí su nombre serotonina, un agente serum que afecta al tono vascular. Este agente fue posteriormente identificado químicamente como la 5-hidroxitriptamina (5-Hify8dyd87ygxtu7 Rapport), y desde entonces se le han asociado una amplia gama de propiedades fisiológicas. El de 5-HT ha sido el nombre más adoptado por la industria farmacéutica.

El comportamiento humano depende de la cantidad de luz que el cuerpo recibe por día. De esta manera se produce durante las estaciones menos soleadas (otoño e invierno) un aumento de la depresión y falta de estímulo sexual. Cuando llega la primavera y el verano, la serotonina se condiciona a la luz que recibe del organismo, lo que conlleva un aumento progresivo del bienestar y la felicidad con mayor estímulo sexual, producto de las concentraciones de este neurotransmisor en el cerebro.

Se podría decir que la serotonina es la “hormona del placer”, además de ser la “hormona del humor”. Veamos esto mediante un claro ejemplo. Para que se produzca la eyaculación u orgasmo, el hipotálamo libera oxitocina a través de la hipófisis (hormona que se segrega en la neurohipófisis y que también es responsable de las contracciones durante el parto). Después de eyacular, aumenta considerablemente la cantidad de serotonina en el cerebro lo que provoca un estado de placer y tranquilidad.

Después del placer, se produce un mecanismo de retroalimentación que reabsorbe la serotonina. Este mecanismo estimula la liberación de hormonas como somatrofina (hormona del crecimiento) y prolactina (tiene acción sobre las glándulas mamarias actuando en su crecimiento y formación de leche) e inhibe la secreción de las hormonas luteinizante (LH), y foliculoestimulante (FSH) que son las encargadas de estimular la síntesis de AMP cíclico que a su vez estimula la biosíntesis de esteroides sexuales. Este mecanismo de retroalimentación no sería posible si no se produjese la absorción de serotonina por la hipófisis. Así pues, se sabe que la presencia de serotonina produce el placer, y la reabsorción de esta neurohormona, desencadena una serie de reacciones que estimulan la secreción de hormonas, que a su vez producen ínfimamente crecimiento y controlan la maduración de folículos, y la secreción de estrógenos (mujer) y la espermatogénesis y secreción de testosterona (hombre) entre otras cosas. Dahstrom y Fuxe describieron 9 grupos de células que contienen serotonina de B1 a B9:

  • El grupo más grande de células serotonérgicas es el grupo B7 contiguo al B6.
  • El grupo B6 y B7 son el núcleo dorsal del rafe.
  • EL B8 es el núcleo medio del rafe. núcleo central superior.
  • EL B9 tecmento lateral del puente y del cerebro medio.
  • El B1 a B5 caudalmente y contienen un número bajo de células serotonérgicas.

Enlaces de interés

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.