Menú Desde 1996 información y formación gratuitas para familias con hijos con problemas

Tartamudeo

Tartamudear según el Diccionario de la Real Academia de la Lengua Española es: “hablar o leer con pronunciación entrecortada y repitiendo las sílabas”.

La tartamudez, desde un punto de vista médico, es un trastorno de la comunicación (no un trastorno del lenguaje) que se caracteriza por interrupciones involuntarias del habla que se acompañan de tensión muscular en cara y cuello, y que suele estar producido por miedo y/o estrés.

Los efectos psicológicos de la tartamudez pueden ser graves afectando el estado de ánimo de la persona de forma continua. Además, la tartamudez es una discapacidad muy estigmatizada, donde continuamente se cuestiona la inteligencia y habilidad emocional de la persona que tartamudea, pues se cree que con “calmarse” o “concentrarse más en lo que se dice” se logrará hablar de forma fluida.

Demóstenes, el mejor orador de la historia, de pequeño era tartamudo. Con voluntad decidió corregirse: solía estudiar en una habitación subterránea que había construido él mismo. También solía hablar con piedras en la boca y recitar versos mientras corría. Para fortalecer su voz, hablaba en la orilla del mar por encima del sonido de las olas. A los 30 años ya era un famoso orador.

Tipos de tartamudez

Se conocen varios tipos: clónica, tónica o mixta.

  • La tartamudez clónica, que es la más conocida (se ha utilizado mucho para conseguir efectos cómicos en el cine o en el teatro), consiste en la repetición involuntaria de sílabas o palabras.
  • En la tartamudez tónica se producen espasmos que detienen o interrumpen la conversación, y puede deberse a una inmovilidad muscular fonatoria que bloquea totalmente la emisión de sonidos, por lo que frecuentemente se asocia con movimientos de cabeza, pies o manos del afectado.
  • La tartamudez mixta es la más frecuente y combina los síntomas de ambas.

Tratamiento

La tartamudez es extremadamente compleja, no se puede eliminar de un día para otro; se debe seguir un tratamiento global a través de un logopeda. No hay por qué alarmarse. Debe intentarse identificar qué cosas le está afectando y de qué manera.

  • Es fundamental no reaccionar negativamente ante las dificultades que se experimentan, debe evitarse la manifestación de signos de ansiedad o impaciencia. Las autocríticas y censuras en este aspecto deben olvidarse por completo, y practicarse la relajación.
  • Es recomendable obtener apoyo de amigos y familiares. Debe tratarse de identificar aquellas personas en la que se pueda confiar para compartir los avances en el proceso de afrontamiento.
  • Deben potenciarse situaciones para conversar y hablar en un ambiente relajado y tranquilo, sin prestar demasiada atención a los fallos.
  • Es bueno conservar el contacto visual natural cuando se esté hablando, reforzando la conversación con el lenguaje gestual movimientos de cabeza, sonrisas.
  • Debe hablarse abiertamente sobre la tartamudez, informar a los oyentes o participantes de una conversación si se necesita más tiempo para comunicarse. El tartamudo debe poder utilizar el tiempo que necesite para expresarse.
  • La recuperación probablemente será un proceso largo y gradual, por lo que debe conservarse la paciencia y el respeto consigo mismo.

Desde un punto de vista psicológico, el objetivo de la terapia es ayudar al tartamudo a modificar sus viejas respuestas desadaptativas que son las que le llevan a tartamudear y aprender en su lugar otras más adaptativas. Si se plantease el objetivo de no tartamudear el fallo sería seguro, puesto que todos tenemos algún fallo en la fluidez verbal, se trata de conseguir reacciones diferentes ante los fallos en la pronunciación de forma que no se dé un aumento de ansiedad y se consiga un control suficiente para poder dar respuestas alternativas más fluidas en situaciones en las que se ha dado la interrupción del habla fluida.

Secuencia terapéutica

Fase de identificación

En ella el tartamudo explora analiza y clasifica las conductas que hace en el tartamudeo, tanto las que son visibles como las que solamente puede acceder él y caracterizan su forma particular de tartamudear.

Fase de desensibilización

En ella el tartamudo se desensibiliza de sus ansiedades al hablar y de otras emociones negativas que se relacionan con el desorden. Se trata de que los fallos en la fluidez verbal no le conduzca a un aumento de la ansiedad que empeoraría su desempeño verbal.

Fase de modificación

Se trata de modificar los patrones conductuales del tartamudo de forma que aprenda formas más adaptativas de comportarse ante la falta de fluidez. Incluye varias subfases:

  • Variación. Se introducen formas alternativas de tartamudear de forma que se gane control sobre el aparato fonador.
  • Desaprendizaje de respuestas de evitación, lucha, demora, cancelación, etc.

Fase de estabilización

Se trata de consolidar lo aprendido en las fases anteriores y a automatizar la forma más fluida de tartamudear que se ha conseguido en ellas.

El fallo de otros enfoques es que no enfrentan las conductas de evitación y escape que constituyen una parte fundamental del problema, puesto que constituyen la mayor parte de las veces la parte más manifiesta del tartamudeo.

La comprensión por parte de los profesores y la música pueden cambiar la tartamudez como se comprueba en este vídeo.

Enlaces

short essay on procrastination is the thief of time

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.