Menú Desde 1996 información y formación gratuitas para familias con hijos con problemas

Alimentación y Actividad física

Para saber más

Introducción

Comer bien y realizar actividad física regularmente son importantes para el bienestar de su hijo. Si usted anima a su hijo a comer una variedad de frutas, vegetales y comidas de granos integrales, y a hacer ejercicio regularmente, le ayudará a desarrollar buenos hábitos que puede seguir durante toda su vida.

Recomendaciones diarias de calcio

Edad miligramos
1 a 2 500
4 a 8 800
9 a 18 1.300
18 a 50 1.000
a partir de 51 1.200

Contenido de calcio en algunos alimentos

Alimento miligramos
240 ml leche 300
60 grms queso 300
180 ml yogur 225
30 grms almendras 80
½ taza de habas 40
½ taza de brócoli 35
150 grms sardinas 325

¿Cómo pueden ayudar a mi hijo el comer saludablemente y el realizar actividad física ?

Todo niño se beneficia al comer saludablemente y al realizar actividad física regularmente. Una dieta balanceada combinada con actividad física, ayudará a su hijo a:

  • crecer
  • aprender
  • tener músculos y huesos fuertes
  • desarrollar dientes sanos
  • tener energía
  • evitar el estreñimiento
  • sentirse bien con sí mismo

¿Cómo se forman los hábitos de alimentación del niño?

Los padres tienen gran influencia sobre los hábitos de alimentación de sus hijos. Cuando los padres escogen una variedad de comidas bajas en azúcar (que ha sido añadida) y en grasa saturada (las grasas que se encuentran en la mantequilla, manteca y las yemas de los huevos) o altas en fibras, los niños también aprenden a gozar de estas comidas.

Preferencia por un solo alimento

Definición

Las preferencias por un solo alimento, la renuencia a comer o el miedo a los alimentos nuevos, son algunos de los comportamientos de alimentación mas comunes en la niñez y pueden causar alarma en muchos padres cuando este comportamiento del niño se presenta comida tras comida.

A veces, los hábitos de alimentación de los niños son una forma de sentirse mas independientes, lo cual únicamente marca el desarrollo normal de una fase en la infancia.

Recomendaciones

Si el alimento preferido es nutritivo y fácil de preparar, se debe continuar ofreciéndolo al niño en cada comida, pero también se debe añadir otra variedad de alimentos. Por lo general, el niño comenzará a consumir los otros alimentos dentro de poco tiempo. Muchas veces, servir la comida antes de que al niño le dé hambre ayuda a evitar la situación.

Una vez que el niño tiene en su mente lo que desea para la cena, es casi imposible conseguir que acepte un alimento diferente. No hay que preocuparse si durante una comida el niño no consume mucho alimento, porque él lo compensará con otra comida o refrigerio. Los niños saludables regulan lo que necesitan comer para crecer adecuadamente sin la supervisión de los padres y lo que se debe hacer es suministrarles alimentos nutritivos y diferentes durante las comidas y refrigerios.

Aunque más adelante se tratan situaciones específicas, algunas recomendaciones generales pueden ser las siguientes:

Los padres deben dar ejemplo comiendo una variedad de alimentos saludables.

  • Se recomienda preparar comidas que sean placenteras para el ojo, con diferentes colores y texturas.
  • Se recomienda comenzar a introducir nuevos sabores en especial de hortalizas verdes desde muy temprano, incluso a los 6 meses en forma de alimento para bebé.
  • Nunca se debe obligar a un niño a comer. Las horas de las comidas no se deben convertir en un momento de conflicto, ya que los niños lo harán cuando tengan hambre.
  • Se deben evitar los refrigerios con mucho azúcar entre las comidas, el azucar les impide sentir suficiente hambre.

Temor a los nuevos alimentos

El temor a los nuevos alimentos es común en los niños y no se los debe obligar a consumirlos. Se requieren muchas exposiciones al nuevo alimento antes de que un niño se sienta con el suficiente valor para probarlo. Hay que seguir ofreciéndole nuevos alimentos, lo cual ayudará a incrementar la posibilidad de que el niño los pruebe y que incluso le gusten.

La regla que dice que: “uno tiene que degustar al menos cada alimento en su plato” podría funcionar en algunos niños. Sin embargo, con un niño desafiante, podría comenzar una guerra innecesaria. Los niños imitan el comportamiento de los adultos y si otro miembro de la familia no prueba los alimentos nuevos, no se puede esperar que el niño quiera experimentar.

No es conveniente tratar de rotular los hábitos de alimentación de los niños. Las preferencias por la comida cambian con el tiempo y sólo porque a Rebeca no le gustaron las zanahorias la primera vez que las probó, no significa que no le vayan a gustar más adelante.

Al comienzo, puede parecer como un desperdicio de comida pero, a la larga, un niño que acepte una gran variedad de alimentos hace mucho más fácil la planificación y preparación de comidas.

Renuencia a comer lo que se sirve

Una poderosa arma para muchos niños es el negarse a comer lo que les sirven en la mesa. Basta imaginarse el caos cuando una familia se sienta a la mesa y de pronto el pequeño Miguel decide que quiere algo diferente a lo que se le sirvió.

Su mamá, entonces, corre a prepararle el nuevo plato, pero él lo rechaza también y pide otro.

Algunos padres se preocupan mucho porque sus hijos no comen y hacen todo lo posible para garantizar que el consumo de comida de su hijo sea el adecuado. Los niños saludables comen lo suficiente si se les ofrece una variedad de alimentos nutritivos. El niño puede comer “como un pajarito” en una comida y compensarlo con otra comida o refrigerio.

Refrigerios

Es importante para los niños fijarles horarios para las comidas y refrigerios. Los niños necesitan mucha energía y con el estómago tan pequeño que tienen, los refrigerios son esenciales. Sin embargo, los refrigerios no significan “golosinas” y lo que más se debe tener en cuenta para ellos son las frutas, hortalizas y productos integrales. Algunas sugerencias para el refrigerio son helados de frutas, jugos de frutas, leche, porciones de verduras, porciones de fruta, cereal seco mezclado, galletas saladas, queso derretido en una tortilla o un sandwich pequeño.

Como padres, el papel en la alimentación de los hijos debe ser muy sencillo. Deben suministrar una variedad de alimentos en las comidas y refrigerios, así como permitir a los niños escoger alimentos de acuerdo con sus gustos y necesidades calóricas. Forzar, obligar o premiar al niño con la comida, no hace que él coma mejor y, por el contrario, puede causar problemas de comportamiento posteriores relacionados con la alimentación que persisten con frecuencia hasta la edad adulta.

Permitirle al niño tener el control de su propio consumo de alimentos parece difícil al principio, en especial si los padres crecieron con reglas fijas y recompensas. Sin embargo, le ayudará al niño a promover hábitos alimentarios saludables para toda la vida.

¿Cómo se forman los buenos hábitos de actividad física del niño?

Asimismo, los padres ayudan a establecer los hábitos positivos de actividad física de su hijo. Usted puede ser un buen ejemplo al invitar a su familia a caminar después de la cena en vez de ver televisión. Recuerde que si sus hijos ven que usted se divierte siendo activo, es más probable que ellos también lo hagan y que continúen haciéndolo el resto de sus vidas.

Puesto que muchos padres trabajan fuera del hogar, las niñeras también ayudan a formar los hábitos de alimentación y de actividad física de nuestros hijos. Trate de preparar almuerzos y refrigerios saludables para que la niñera se los sirva a sus hijos.

Los amigos de sus hijos, así como los anuncios de televisión, también influyen en sus preferencias de comidas y de actividad física. Los niños a menudo van a restaurantes de comida rápida o se divierten jugando video juegos con sus amigos en vez de salir a jugar. Ya que los niños quieren ser igual que sus amigos, les puede ser difícil hacer cosas que los hagan diferentes a sus amistades. Sin embargo, si usted anima a su hijo desde jovencito a que trate de comer saludablemente y hacer actividad física, por ejemplo, tomar leche baja en grasa y jugar fuera de la casa con un amigo después de la cena, le ayudará a seguir con estos hábitos a través de los años.

Consejos para ayudar a su hijo a comer mejor

  • Tenga un horario fijo para las tres comidas principales y los refrigerios (merienda) y trate de mantenerlo.
  • Asegúrese de que su hijo desayune todos los días. El desayuno le ayuda a tener más energía para aprender en el colegio.
  • Anime a toda su familia a comer con variedad: cereales integrales, vegetales, frutas, productos lácteos, carnes y frijoles todos los días.
  • Anime a su hijo a que coma despacio. El cerebro tarda alrededor de 15 minutos en hacer saber al estómago que está lleno.
  • Mantenga siempre refrigerios saludables en su casa como frutas, y yogurt bajo en grasa, haga batidos con leche o yogurt desgrasado o bajo en grasa, y con frutas frescas o congeladas. Pruebe otros refrigerios como galletas sin sal, pan tostado con mermelada de zanahorias, queso fresco en tajaditas de manzana…

Reduzca la cantidad de grasa que utiliza al cocinar pero no la elimine totalmente. Trate de cocinar con aceite de oliva en vez de grasas sólidas como la manteca, la mantequilla o el aceite de palma. Un poco de grasa es necesario, especialmente para niños menores de 2 años.

Limite la cantidad de bebidas gaseosas en la dieta de su hijo. Es mejor que enseñe a su familia a beber más agua.

Fíjese en el tamaño de las porciones que les sirve a sus hijos. Si comen porciones grandes, reduzca las porciones poco a poco. Si desean repetir, pueden hacerlo.

Trate de servir más sopas, especialmente las que contienen muchos vegetales y fríjoles.

Incluya a toda la familia en las compras del mercado y en la preparación de las comidas. Así estará guiando a su familia en la selección de los alimentos en vez de imponérselos.

Recuerde que tampoco es necesario eliminar los platos tradicionales de la dieta de su familia. ¡Adáptelos!

Consejos para cocinar saludablemente

  • Ayude a su familia a comer mejor. Prepare comidas saludables todos los días y trate que esto forme parte de su rutina familiar.
  • Prepare la comida en el horno, a la brasa, al vapor, o a la parrilla.
  • Si fríe, escurra todo el líquido (grasa) que suelta la carne.
  • Ponga la comida frita sobre papel de cocina antes de servirla para que el papel absorba parte de la grasa.
  • Cocine con sartenes hechos especialmente para que no se pegue la comida.
  • En vez de freir con aceite, elija cocinar las comidas con un poco de caldo, jugo de frutas cítricas, u otro líquido sin grasa.
  • Para darle sabor a sus comidas cocine con hierbas y especies en vez de utilizar salsas cremosas, grasas o saladas.
  • Al preparar sus platos favoritos, añada más vegetales de lo indicado en la receta. Así aumentará la cantidad de vegetales que come su familia.
  • A la hora de hornear, trate de usar aceite vegetal en vez de mantequilla o manteca. Use un poco menos de lo que indica la receta.
  • Siempre quítele la piel al pollo y recorte el exceso de grasa de las carnes.

¿Qué es una porción?

Grupo de la leche, yogurt y quesos

  • 1 taza de leche o yogurt
  • 1 onza (28 grms) de queso natural
  • 2 onzas (56 grms) de queso procesado

Grupo de los vegetales

  • 1 taza de vegetales crudos o 1/2 taza de vegetales congelados (ya cocinados)
  • 1/2 taza de otros vegetales picados (cocinados o crudos)
  • 3/4 taza de jugo de vegetales

Grupo de las frutas

  • 1 fruta mediana (por ejemplo, manzana, banano, naranja o mango)
  • 1/2 taza de frutas picadas (cocinadas o enlatadas)
  • 3/4 taza de jugo de fruta

Grupo de los panes, cereales y pastas

  • 1 tajada de pan
  • 1 onza (28 grms) de cereal, listo para comer
  • 1/2 taza de cereal, de arroz o de pasta (cocinada)
  • 1 tortilla

Grupo de carnes, pollo y pescado, frijoles secos, huevos y nueces

  • 2-3 onzas (28 grms) de carne con poca grasa, pollo o pescado, cocinadas
  • 1/2 taza de frijoles secos cocinados o 1 huevo equivalen a 1 onza de carne con poca grasa
  • 2 cucharadas de mantequilla de maní o 1/3 de taza de nueces equivalen a 1 onza de carne

La actividad física

Todos los niños deberían ser activos. Al igual que los adultos, los niños de 6 años de edad en adelante deberían estar lo más activos posible durante toda la semana. Los expertos recomiendan que los niños y adolescentes obtengan por lo menos 60 minutos al día de actividad física moderada, por ejemplo jugar básquetbol, fútbol o saltar cuerda. Los padres desempeñan un papel importante en ayudar a sus hijos a mantenerse activos.

Sugerencias para ayudar a su hijo a aumentar su nivel de actividad física

  • Sea un ejemplo para sus hijos; que vean que usted disfruta con las actividades físicas.
  • Planifique las actividades de la familia para que todos se diviertan haciendo ejercicios como caminar, bailar, andar en bicicleta o nadar.
  • No utilice el automovil para ir a lugares cercanos. ¡Camine!
  • Involucre a toda la familia en las tareas de la casa. Busque una manera de hacerlas divertidas.
  • A la hora de dar regalos, déle a sus hijos algo que los mantenga activos: patines, una pelota, un saltacuerda, una hula-hula, o un traje de baño.
  • Visiten museos, el zoológico, un acuario o jueguen en el parque. Caminarán durante horas y no se darán cuenta.
  • Jamás deje que el ejercicio parezca una tarea ni se queje al hacerlo.
  • Limite la cantidad de tiempo que su hijo se pasa viendo televisión o jugando con los video juegos.

¿Qué puedo hacer si mi hijo ya tiene sobrepeso?

Los niños con exceso de peso corren más riesgo de llegar a ser adultos con sobrepeso. Un niño con sobrepeso puede desarrollar diabetes tipo 2, presión arterial alta y enfermedad cardiaca. Estas son enfermedades graves que pueden ser de por vida.

Los niños con sobrepeso también sufren de depresión y bajo valor propio.

Consejos para ayudar a su hijo que tiene sobrepeso

  • Si su hijo tiene sobrepeso, no lo regañe ni deje que los demás se burlen de él.
  • Acepte y ame a su hijo sin que le importe lo que pese.
  • Recuérdele a menudo cuánto lo ama. Eso lo ayudará a mejorar su autoestima.
  • Anime a toda la familia a hacer más ejercicios y a comer comidas más saludables, no sólo al niño que tiene sobrepeso.
  • Anime a su hijo a escoger una actividad que le guste y acompáñele a participar en esta actividad.
  • Vigile la cantidad de comida que su hijo coma, pero evite castigar o premiar a su hijo con comida.
  • Evite hacer dietas radicales ni permita que sus hijos las hagan. Trate de escoger y comer más frutas, vegetales y otras comidas bajas en grasas. Cuando se come saludablemente es más fácil mantener un peso correcto.
  • Hable con un profesional de la salud si está preocupado sobre los hábitos de alimentación o el peso de su hijo.
  • Si su hijo ya tiene sobrepeso, trate de ayudarlo a encontrar actividades físicas que pueda disfrutar.

Recetas tradicionales adaptadas

Picadillo *

1 cebolla mediana, picada
1 diente de ajo, picado finamente
1 libra (460 grs) de carne extra magra de res, molida
1/4 taza de jerez (opcional)
1/2 cucharadita de comino
1/2 cucharadita de orégano
1/8 cucharadita de sal
1 pizca de pimienta roja molida
1/4 taza de uvas pasas
1 taza de piña cortada en cubitos, fresca o envasada
1 bote de medio kilo de tomates en trozos
1 pimiento verde mediano, picado
1/4 taza de pimiento rojo, picado

En un sartén grande, a fuego mediano, dore la carne molida, la cebolla y el ajo hasta que la cebolla esté blanda y la carne haya perdido su color rosado (bien cocida) y el líquido que suelta la carne salga claro.

Escurra toda la grasa que suelte.

Agregue los demás ingredientes, excepto los pimientos picados.

Cocine suavemente durante 5 minutos.

Agregue los pimientos y cocine hasta que se calienten un poco.

Da 4 porciones.

Por porción: Calorías: 324; grasas: 14 g (grasas saturadas 6 g) Colesterol: 70 mg; Sodio: 282 mg; Fibra alimenticia: 3 g; Carbohidratos: 27 g; Proteínas: 24 g.

Tamaño de cada porción: 1 1/2 tazas

* Receta tomada de la publicación NIH No. 00-3906(s) “Celebre La Cocina Hispana,” del Instituto Nacional del Cáncer, Institutos Nacionales de la Salud, impresa en enero del 2000.

Arroz con Pollo *

Esta receta le muestra qué fácil es agregar vegetales a sus recetas tradicionales. Solamente añada más vegetales de los que usted acostumbra, y sírvala acompañada de una ensalada mixta de lechuga y tomates.
2 cucharadas de aceite de oliva
2 cebollas medianas, picadas
4 dientes de ajo, picaditos
2 tallos de apio, en cubitos
2 pimientos verdes/rojos cortados en tiras
1 taza de hongos (setas, champiñones, callampas) cortados en pedazos
2 tazas de arroz crudo
1 pollo de kilo y medio (3-libras), cortado en 8 piezas (o piezas más pequeñas), sin la piel
1 cucharadita de sal (opcional)
3 1/2 tazas de caldo de pollo, sin la grasa
4 tazas de agua
3 tomates medianos, cortados
1 taza de guisantes (petit-pois, alverjas) congelados
1 taza de maíz congelado
1 taza de guisantes verdes congelados (habichuelas tiernas)
Azafrán o sazonador para colorear
Aceitunas o alcaparras para adornar, si lo desea

Caliente el aceite en una cacerola que no se pegue. Añada la cebolla, el ajo, el apio el pimiento verde, y los hongos (setas, champiñones, callampas). Cocine a fuego mediano, removiendo a menudo, alrededor de 3 minutos o hasta que estén tiernos.

Añada el arroz y sofría por 2-3 minutos, moviendo constantemente hasta que se comience a dorar.

Añada el pollo, la sal, el caldo de pollo, el agua, el azafrán o sazonador y los tomates. Espere hasta que el agua hierva, entonces baje a fuego mediano y deje que continúe hirviendo.

Cubra la cacerola y deje que hierva a fuego lento hasta que toda el agua se absorba y el arroz esté tierno (20 minutos).

Agregue los guisantes, el maíz y los guisantes verdes (habichuelas tiernas) y cocínelo de 8-10 minutos más. Estará listo para servir cuando todo esté caliente. Adórnelo con las aceitunas y alcaparras si lo desea.

Sirve a 8 porciones.

Por porción: Calorías: 330; grasas: 14 g; Proteínas 27 g.

Tamaño de cada porción: 1 taza

* Esta receta proviene de la campaña de nutrición del Grupo de Trabajo Latino del Programa Nacional sobre Educación de la Diabetes.

Ensalada de endivias *

Limpiar las endibias, no lavarlas para evitar que amarguen, partirlas en trozos regulares, incorporar el queso partido en trozos cuadrados.

En un bol aparte se mezcla el aceite, el vinagre y la sal batiéndolo hasta que forme una salsa espesa y homogénea. Luego se añade esta salsa a las endibias.

Servir frío.
* Esta receta proviene de la Fundación para la Diabetes
Fundación para la Diabetes
C/ Prado 4, 1º B
28014 Madrid
Tel. 91 360 16 40
Fax. 91 429 58 63
info@fundaciondiabetes.org

Marmitako

Ingredientes (para 1800 calorías y 4 comensales)
600 grs. de bonito (limpio y partido en trozos)
240 grs. de cebolla
300 grs. de pimiento verde
600 grs. de tomate
sal
20 grs. de aceite
2 dientes de ajo
700 grs. de patata
guindilla

Elaboración

Pelar y picar la cebolla y los ajos. Lavar los pimientos y cortarlos en trocitos, calentar el aceite en la olla y sofreír la cebolla, los ajos y los pimientos.

Cuando estén blandos, añadir los tomates pelados y cortados en dados. Continuar friendo hasta evaporar el agua.

Pelar la patatas, lavarlas y chascarlas en trozos, erogarlas encima del sofrito, luego se cubre de agua. Cerrar la olla y cocer el tiempo que indique las instrucciones, según la marca.

Limpiar el bonito, cortarlo, sazonarlo. Una vez la olla fría, se abre y se añade el bonito. En este momento se puede añadir la guindilla.

Dejar cocer 5 minutos y rectificar de sal si es preciso.

Nivel de dificultad: Mínima

Tiempo de preparación: 25 minutos

Precio aprox. por persona: 1,35 €

Información nutricional por ración: Calorías:438

Hidratos de carbono: 27 gr.

Proteínas: 38.85 gr.

Grasas:18.35 gr. Monoinsarutadas: 3.6 gr Poliinsaturadas:4.15 gr. Saturadas: 4 gr.

Fibra: 3.5 gr.

Sodio: 77.5 mg. ( sin valorar las grasas añadidas)

Potasio:3.5 mg.

Colesterol: 57 mg.

Receta enviada por: Dra. Nieves Carretero a la Fundación para la Diabetes

Recursos adicionales de información

  • Fundación Española del Aparato Digestivo (FEAD)
  • http://www.fundaciondiabetes.org/
    F.E.D. Federación Española de Diabetes.
    La F.E.D. fue constituida en octubre de 1995. Aúna a todos los grupos, e instituciones vinculados con la diabetes y comprometidos con la mejora continua tanto en la atención como en la calidad de vida de los diabéticos.
    Las personas que tienen diabetes y son miembros de la Federación de Diabéticos Españoles (F.E.D.E.)
    Los profesionales encargados de impartir la educación diabetológica y que están asociados en la Federación Española de Asociaciones de Educadores en Diabetes (F.E.A.E.D.)
    Los profesionales dedicados al estudio y tratamiento de la diabetes y son miembros de la Sociedad Española de Diabetes (S.E.D.)
    Dirección: C/ D. Ramón de la Cruz, 88 – Oficina 1. 28 006 MADRID
    Tlfno.: 91 401 33 42
    Fax: 91 402 02 27
  • Federación Internacional de Diabetes
    La I.D.F., fundada en 1950, es una organización paraguas que reúne a más de 160 asociaciones-miembro repartidas en más de 130 países de todo el mundo.
    IDF – Europa:
    1 Rue Defacqz
    1000 Bruselas – Bélgica
    Tel. ++ / 32 – 2 / 538 55 11
    Fax. ++ / 32 – 2 / 538 51 14
    E-mail: idf@idf.org
  • American Diabetes Association
    (Asociación Americana de la Diabetes)
    1701 N. Beauregard Street
    Alexandria, VA 22311
    Teléfono: (703) 549-1400
    Llamadas gratuitas al: (800) 342-2383
    (800) DIABETES
    Fax: (703) 549-6995
    Página Web: http://diabetes.org
  • American Heart Association – National Center
    (Centro Nacional de la Asociación Americana del Corazón)
    7272 Greenville Avenue
    Dallas, TX 75231-4596
    Llamadas gratuitas al: (800) 242-8721
    Fax: (214) 706-2139
    Página Web: http://www.americanheart.org
  • National Alliance for Hispanic Health
    (Alianza Nacional para la Salud Hispana)
    1501 Sixteenth Street, N.W.
    Washington, DC 20036-1401
    Teléfono: (202) 387-5000
    Fax: (202) 797-4353
    Página Web: http://www.hispanichealth.org
  • National Center for Education in Maternal and Child Health
    (Centro Nacional de la Educación en Salud Materna e Infantil)
    2115 Wisconsin Avenue, Suite 601
    Washington, DC 20007-2292
    teléfona: (202) 784-9770
    Fax: (202) 784-9777
    Página Web: http://www.ncemch.org
  • National Council of La Raza
    (Consejo Nacional de La Raza)
    1111 19th Street, N.W., Suite 1000
    Washington, DC 20036
    Teléfono: (202) 785-1670
    Fax: (202) 785-0265
    Página Web: http://www.nclr.org
  • National Diabetes Education Program
    (Programa Nacional de Educación de la Diabetes)
    One Diabetes way
    Bethesda, MD 20814-9692
    Teléfono gratuito para ordenar materiales sobre la diabetes: (800) 438-5383
    Página Web: http://ndep.nih.gov
  • National Diabetes Information Clearinghouse
    (Centro Nacional de Distribución de Información de la Diabetes)
    1 Information Way
    Bethesda, MD 20892-3560
    Llamadas gratuitas al: (800) 860-8747
    Fax: (301) 907-8906
    Página Web: http://diabetes.niddk.nih.gov/spanish/index.asp
  • National Institute of Diabetes and Digestive and Kidney Diseases
    (Instituto Nacional de Diabetes y Enfermedades Digestivas y Renales)
    National Institutes of Health
    (Institutos Nacionales de la Salud)
    31 Center Drive
    MSC 2560
    Bethesda, MD 20892-2560
    Página Web: http://www.niddk.nih.gov
  • HRSA Information Center
    (Centro de Información de la Oficina de Administración de Recursos y Servicios de Salud [HRSA])
    2070 Chain Bridge Road, Suite 450
    Vienna, VA 22182
    Llamadas gratuitas al: (888) 275-4772 (888) Ask-HRSA
    Fax: (703) 821-2098
    Página Web: http://www.ask.hrsa.gov/
  • Weight-control Information Network
    (Red de Información para el Control de Peso)
    1 Win Way
    Bethesda, Maryland 20892-3665
    Teléfono: (202) 828-1025
    Fax: (202) 828-1028
    Llamadas gratuitas al: (877) 946-4627
    Dirección electrónica: WIN@info.niddk.nih.gov
    Página Web: http://www.niddk.nih.gov/health/nutrit/win.htm

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.