Menú Desde 1996 información y formación gratuitas para familias con hijos con problemas

Falta de Rendimiento

Para saber más

Características de los niños con dificultades de aprendizaje

Son características que comparten en general los niños que tienen problemas de atención, porque estos repercuten directamente en las dificultades de aprendizaje. Los niños con dificultades de aprendizaje muestran las siguientes características de una forma más o menos generalizada (no todas se dan en todos los niños):

1. Problemas de lenguaje hablado y escrito: Casi todos presentan una demora en el desarrollo del lenguaje hablado. Normalmente suelen tener un vocabulario limitado, inmaduro, tienen falta de fluidez verbal, cometen con mucha frecuencia errores gramaticales no adecuados a su edad cronológica.

  • Dificultades para relacionar ideas dentro de una secuencia lógica.
  • Vacilación.
  • Dificultades de comprensión de vocabulario: Esto está muy presente en todos estos niños y lógicamente cuando hablemos de prevención, es uno de los aspectos que tenemos que tener más en cuenta, el trabajar, el estimular muchísimo todas las cuestiones relacionadas con el incremento del lenguaje oral, el desarrollo del vocabulario, el enriquecimiento, la fluidez, porque es uno de los aspectos más negativos que luego inciden en el desarrollo de las dificultades escolares.

2. Orientación espacial deficiente: Son niños que se orientan muy mal en el espacio, que se pierden con facilidad, y que generalmente les cuesta adaptarse a nuevos ambientes. Esa dificultad para orientarse en el espacio luego crea problemas a la hora de deletrear una serie de signos, para componer palabras, como por ejemplo el decir “saca” en lugar de “casa”, o el escribirlo. Es decir, tienen alteraciones espaciales que se pueden observar no solo en la lectura y escritura, sino en el espacio, que manejan, que es su propia realidad.

3. Problema del tiempo: Estos niños manejan unos conceptos de tiempo inadecuados. Los padres comentan que tardan horas en comer, en realizar una tarea, que son muy pesados en general para vestirse. Es decir, tienen una falta de control del tiempo que incide de forma muy negativa en todo el tema del rendimiento escolar. Pero esa falta de control del tiempo se extiende un poco a su vida personal: son niños que planifican muy mal las tareas, y cuando tienen que realizar alguna actividad pedagógica en un tiempo limitado, en ocasiones están la mitad del tiempo rotulando el título, y cuando tienen que realizar el problema se ha terminado ya el tiempo. Por lo tanto este es un aspecto muy negativo que se da. En general, los padres comentan que son muy poco responsables en relación con el tiempo.

4. Dificultad para juzgar relaciones: Quizá debido a esta dificultad con el vocabulario, con los conceptos, estos niños pueden tener dificultad con los significados, sobre todo si de lo que se trata es de manejar opuestos, es decir, si tienen que decir contrarios de cosas: grande-pequeño, cerca-lejos, dentro-fuera. Normalmente tienen dificultades en este sentido de relacionar conceptos. Tiene que ver con la inteligencia conceptual.

5. Confusión para relacionar direcciones: El tema de la dislexia estaba de moda hace unos años. Una de las características típicas del niño disléxico era la confusión de la derecha y la izquierda, arriba-abajo, etc. Estos niños con dificultades de aprendizaje presentan también esta confusión y les cuesta muchísimo establecer una direccionalidad correcta. Esto a veces lo encontramos incluso en la escritura, ya que los niños presentan con relativa frecuencia la escritura en espejo, es decir que en ocasiones empiezan a escribir de derecha a izquierda en lugar de al revés, o invierten algunas de las letras: es muy frecuente que confundan la “p” con la “q” o la “e” con la “a”, o la “n” con la “u” porque hacen una inversión. Esto es importante porque se manifiesta especialmente en el lenguaje escrito.

6. Coordinación motora general deficiente: Son niños en general y en términos familiares algo “patosos”, que se caen con mucha frecuencia, que tienen escasa habilidad para correr, para saltar, para practicar cualquier tipo de actividad física, sobre todo lo que nos marca la pauta es la torpeza general que manifiestan, no todos, pero una gran mayoría de estos niños.

7. Destreza manual deficiente: Se traduce en la incapacidad para realizar tareas que requieran cierta precisión manual, y un detalle que sucede a menudo, es que continuamente se les caen los lápices, los sacapuntas, los puzzles, las piezas. Es como si respondiera a una falta de habilidad manual que luego tiene otra repercusión en los trabajos manuales pero que a nivel digamos más próximo se detecta en esa continua caída del lápiz, del bolígrafo, del papel, etc.

8. Falta de percepción social: Se traduce en unas escasas habilidades sociales, es decir estos niños traducen muy mal, interpretan muy mal los sentimientos de los demás y no saben muy bien qué hacer para ser aceptados en el grupo. Un poco esa “patosería” que decíamos que puede presentar desde el punto de vista motor podríamos señalarla desde el punto de vista social. Es decir, son niños torpes a esos niveles; no saben cómo buscar el prestigio en el grupo, y suelen hacerse los graciosos, suelen hacer un comentario inadecuado con la mejor voluntad, y tienen en general falta de habilidades sociales. Hay que tener en cuenta además que en la primera etapa de escolaridad propiamente dicha, es decir, entre los 6 y los 11 años, hay un aspecto que digamos valoran los niños, que es el rendimiento académico, es decir, el más listo de la clase. Ahora ya no se nota tanto, debido al cambio en los sistemas pedagógicos, pero siempre valoran al que más sabe o al que mejores notas tiene. Como ellos se sienten con una autoestima muy negativa, intentan por todos los medios conseguir una cierta estima por parte de los demás y no lo logran, no saben qué hacer para conseguirla.

9. La distracción: Es el síntoma más evidente, el que pone en alerta a los profesionales de la enseñanza, porque, aunque luego hablaremos de la detección, en principio son los maestros, los profesionales, los profesores, los que detectan a estos niños. Los padres a lo mejor no se han percatado de que esa distracción es un problema, porque en las tareas que realiza en casa no se percibe, si está viendo la televisión o está realizando un juego no se tiene en cuenta realmente si existe una dificultad real. La distracción es una de las razones por las que un niño es detectado como problemático para rendir en el colegio.

10. Hiperactividad: No me centraré en este tema, porque hay mucha bibliografía sobre esto, y cuando se sospecha que un niño es hiperactivo, hay muchos medios para evaluarlo. Lo que sí hay que señalar es que el hecho de que un niño sea inquieto y distraído no quiere decir necesariamente que sea un niño hiperactivo. Ahora se utiliza la etiqueta “hiperactivo” con mucha gratuidad, es un poco el papel que antes tenía la dislexia, lo ocupa ahora la hiperactividad, y se denomina hiperactivo a cualquier niño inquieto o distraído, y que molesta en clase. Pero es verdad que estos niños tienden a un descontrol motor, a una cierta inestabilidad emocional, que hace que se manifiesten con una cierta inquietud en clase y en casa. Pero para ser hiperactivo, el niño tiene que estar en constante movimiento incluso fuera de las actividades escolares.

11. Incapacidad para seguir instrucciones: Cuando se le da una orden al niño, si ésta es muy sencilla, normalmente puede seguirla, pero cuando es compleja y tiene dos o tres secuencias, el niño se pierde. Esto tiene mucho que ver con dificultades de atención y de memoria, que están ambas muy presentes en estos niños. Las instrucciones que se le dan para realizar una tarea concreta, no las suele tener en cuenta porque las lee pero se le olvidan. Se distrae a la hora de leerlas, no las retiene y normalmente se equivoca, o no tiene en cuenta todos esos pasos. Cuando las instrucciones son verbales, también ocurre lo mismo, porque tiene muy buena voluntad, pero a mitad de camino se le ha olvidado lo que le habían encargado. Por lo tanto, esto tiene que ver mucho con memoria y con distracción.

12. Incapacidad para seguir discusiones en clase: Esto tendríamos que relacionarlo con la incapacidad para entender un conjunto de ideas globalmente, quizá por problemas de lenguaje, de falta de atención, y también porque a veces les cuesta trabajo sumergirse, participar de esa dinámica de la clase que requiere unos ciertos hábitos sociales. Son niños que participan mal, o lo hacen a destiempo, o dicen cosas a veces poco afortunadas, cuando se trata de un tema y salen con una cuestión que no tiene nada que ver. Este tipo de circunstancias se repiten en estos niños.

13. Dificultades perceptivas: Alcanzan un poco al ámbito de lo visual, de lo auditivo, de manera que el niño no entiende muy bien lo que se le dice porque confunde fonemas, al confundirlos distorsiona palabras. En lo visual también lo vemos en la confusión de letras, de direcciones, con lo cual estos problemas perceptivos siempre se deducen cuando no existen problemas sensoriales, es decir, el niño percibe mal las letras, pero no quiere decir que tenga dificultades de visión, quiere decir que sus esquemas perceptivos están alterados, pero ve muy bien.

14. Dificultades de memoria: Abarcan a la memoria auditiva y visual. Por la misma razón, estos niños tienen dificultades para memorizar secuencias de letras o de números, y las órdenes que se les dan.

Todas estas circunstancias dificultan enormemente la tarea del aprendizaje. Si un niño en condiciones normales no está muy predispuesto a aprender porque los que nos dedicamos más o menos a la enseñanza vemos que realmente hay que motivar mucho a los alumnos para que deseen aprender algo; pues si un niño se encuentra con todas estas limitaciones lógicamente su posibilidad de aprender es mucho más limitada. Le va a costar muchísimo más aprender en una situación didáctica normal.

http://blog.realestate-minato.com/

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.