Menú Desde 1996 información y formación gratuitas para familias con hijos con problemas

Espondilitis anquilosante

Para saber más

Definición

La espondilitis anquilosante es una de las formas más frecuentes de las espondiloartropatías. Según un estudio realizado con donantes de sangre en la ciudad de Berlín, se calcula que aproximadamente el 1,9% de la población alemana padece de esta enfermedad. No es sabido si esta cifra puede proyectarse al resto de la población mundial, pero la probabilidad es bastante elevada. En muchos casos la enfermedad se presenta con síntomas muy leves, lo que dificulta mucho su diagnóstico e imposibiliza una estadística relevante. La Sociedad Alemana de Morbus Bechterew menciona de 100.000 a 150.000 casos diagnosticados en el país.

Antiguamente se creía que la enfermedad se presentaba con el triple de frecuencia en los hombres que en las mujeres. Este error se debe a que la enfermedad se presenta con síntomas más ligeros en las mujeres que en los hombres -por lo menos en lo que se refiere a osificación o endurecimiento de la columna vertebral. Los primeros síntomas aparecen por lo general entre los 20 y los 25 años de edad, y sólo en el 5% de los casos después de los 40. La aparición de la enfermedad está estrechamente relacionada con el HLA-B27, un antígeno que parece jugar un papel muy importante en la función del sistema inmunitario. Por esta razón se supone que se trata de un mal hereditario. Si bien el HLA-B27 es el gen más conocido en este contexto, no se puede descartar la posibilidad de que otros genes también estén involucrados en la transmisión hereditaria de la enfermedad.

Algunos de los pioneros en la investigación de la espondilitis anquilosante fueron Wladimir Bechterew, Pierre Marie, André Leri y Adolf von Strümpell.

Los síntomas característicos

La enfermedad comienza con un lumbago que aparece y desaparece.

  • Dolor agudo de espalda de madrugada
  • Rigidez matutina de al menos una hora de duración
  • Los síntomas disminuyen con el movimiento
  • El dolor y la rigidez son peores en la noche, en la mañana o cuando no se está activo.
  • El dolor mejora particularmente con ejercicio o actividad.
  • El dolor de espalda puede comenzar en las articulaciones sacroilíacas (entre la pelvis y la columna). Con el tiempo, puede comprometer toda o parte de la columna.
  • Se puede perder movimiento o movilidad en la columna lumbar y es posible que usted no sea capaz de expandir completamente el tórax, debido al compromiso de las articulaciones intercostales.
  • La fatiga también es un síntoma común.

Otros síntomas menos comunes abarcan:

  • Inflamación de los ojos o uveítis
  • Dolor en los talones
  • Rigidez y dolor en la cadera
  • Dolor e inflamación articular en los hombros, rodillas y tobillos
  • Inapetencia
  • Fiebre leve
  • Pérdida de peso

Desde la aparición de los primeros síntomas hasta el diagnóstico definitivo suelen transcurrir, según la asociación alemana de Morbus Bechterew, entre 5 y 7 años, y en algunos casos aislados hasta 15 años, lo que puede evitarse con estudios sistemáticos. Se recomienda un análisis específico cuando se sufre de dolores de espalda por un lapso superior a los tres meses antes de haber cumplido los 45 años de edad.

Las limitaciones motrices típicas de la enfermedad pueden medirse con bastante precisión con métodos simples (método de Schober, método de Ott, medición de la distancia del mentón al esternón, medición de la distancia entre la parte posterior de la cabeza y la pared, medición de la reducción paulatina del volumen pulmonar). Un diagnóstico seguro se puede obtener con la ayuda de un estudio de la pelvis, en particular la articulación sacroíliaca, con ayuda de la resonancia magnética. El factor reumatoide es negativo en el 100% de los casos, lo que diferencia esta enfermedad de las artritis reumatoides. El 90% de los pacientes afectados presentan el antígeno HLA-B27 positivo. Como este gen aparece en casi el 9% de la población mundial, no alcanza con su detección para establecer un diagnóstico seguro. Los parámetros inflamatorios CRP y VSG muestran en un 50% de los casos una cierta actividad inflamatoria en el paciente, pero no son concluyentes como lo es la presencia de esclerosis subcondral o inflamación en las articulaciones sacroíliacas y en la pelvis

El curso de la enfermedad es impredecible y los síntomas pueden aparecer y desaparecer en cualquier momento.

Causas

Se desconoce la causa de la espondilitis anquilosante, pero los genes parecen jugar un papel.

La enfermedad comienza con mayor frecuencia entre los 20 y los 40 años de edad, pero puede ocurrir antes de la edad de 10 años y afecta más a los hombres que a las mujeres. Los factores de riesgo abarcan:

  • Antecedentes familiares de espondilitis anquilosante
  • Sexo masculino

Síntomas

La enfermedad comienza con un lumbago que aparece y desaparece.

  • El dolor y la rigidez son peores en la noche, en la mañana o cuando no se está activo.
  • El dolor mejora particularmente con ejercicio o actividad.
  • El dolor de espalda puede comenzar en las articulaciones sacroilíacas (entre la pelvis y la columna). Con el tiempo, puede comprometer toda o parte de la columna.

Se puede perder movimiento o movilidad en la columna lumbar y es posible que usted no sea capaz de expandir completamente el tórax, debido al compromiso de las articulaciones intercostales.

La fatiga también es un síntoma común.

Otros síntomas menos comunes abarcan:

  • Inflamación de los ojos o uveítis
  • Dolor en los talones
  • Rigidez y dolor en la cadera
  • Dolor e inflamación articular en los hombros, rodillas y tobillos
  • Inapetencia
  • Fiebre leve
  • Pérdida de peso

Pruebas y exámenes:

  • CSC
  • Tasa de sedimentación eritrocítica
  • Antígeno HLA-B27
  • Radiografías de la columna y de la pelvis

Tratamiento

En el tratamiento de la espondilitis anquilosante juegan un papel fundamental la gimnasia y la fisioterapia para conservar la movilidad de las articulaciones y evitar el deformamiento paulatino de la columna vertebral (cifosis), aún cuando el ejercicio pueda resultar algo doloroso para el paciente afectado.

Pero lo más importante es visitar a un quiropráctico con licencia y esto puede ser mucho más productivo que sólo la fisioterapia. Especialmente recomendables son los ejercicios de extensión, como Yoga o Pilates.

El médico puede prescribir antinflamatorios no esteroides (AINES) para reducir la inflamación y el dolor.

El tratamiento de base es la sulfasalazina o sulfapiridina, medicamento inmunomodulador que reduce la inflamación en las articulaciones.

Desde el año 2003 existen los medicamentos denominados “biologicos”, como el medicamento Enbrel (Amgen, Etanercept, Infliximab), un preparado de la familia de los TNF-alpha-Bloqueadores que reduce los procesos inflamatorios.

Asimismo, podemos tomar distintos estudios que demuestran que Adalimumab, el primer anticuerpo monoclonal totalmente humano, posibilita la reducción de los signos y síntomas, induciendo una importante respuesta clínica en pacientes con Espondilitis Anquilosante Activa.

También se puede prescribir terapia con corticosteroides o medicamentos que inhiben el sistema inmunitario. Los fármacos llamados inhibidores del FNT (etanercept, adalimumab, infliximab), que bloquean una proteína inflamatoria, han demostrado que mejoran los síntomas de la espondilitis anquilosante.

Algunos médicos utilizan fármacos que bloquean el crecimiento de las células (fármacos citotóxicos ) en personas que no tienen una buena respuesta a los corticosteroides o que dependen de dosis altas de los mismos.

Con estos medicamentos, por ahora muy costosos, se han obtenido muy buenos resultados, aunque todavía no existen estudios a largo plazo que garanticen su utilización segura. Antes de su aparición se utilizaban los antiinflamatorios no esteroideos (AINEs) como indometacina, sulfasalazina o metotrexate para reducir los dolores y controlar los procesos inflamatorios. Existen también estudios que mencionan el tratamiento con pamidronat, talidomida y con el isótopo radioactivo radio 224.

En los casos muy avanzados existe también una solución quirúrgica, en la que las vértebras que adquirieron rigidez son fracturadas y vueltas a sujetar en la posición correcta con placas metálicas. Esta operación es complicada y de no poco riesgo, pero puede mejorar considerablemente la calidad de vida del paciente.

Tratamiento alternativo

Para reducir la inflamación se pueden usar diversas plantas medicinales, incluyendo el sauce blanco (Salix alba), la milenrama (Achillea millefolium), y lobelia (Lobelia inflata)

Para reducir el dolor puede ser útil la acupuntura, realizada por un profesional capacitado.

Homeopathic practitioners may prescribe such remedies as Bryonia and Rhus toxicodendron for pain relief. Los médicos homeopáticos pueden prescribir remedios tales como Bryonia y Rhus toxicodendron para aliviar el dolor.

Los ejercicios pueden ayudar a mejorar la postura y la respiración.

Asimismo, acostarse boca arriba en la noche puede ayudar a mantener la postura normal.

Dieta sin almidón

El grupo de investigación dirigido por el inmunólogo londinense Alan Ebringer pudo identificar a la bacteria Klebsiella pneumoniae como uno de los desencadenates principales de la hiperreacción del sistema inmunitario en el caso de las espondiloartropatías. Esta bacteria, que reside en el intestino grueso y presenta una estructura muy parecida a la del antígeno HLA-B27, se alimenta de polisacáridos y fundamentalmente del almidón que, por su compleja estructura, no puede ser digerido completamente en el estómago o en el intestino delgado. Ebringer pudo demostrar que suprimiendo el almidón de la nutrición se logra una reducción considerable de la población de Klebsiellas en el organismo. Si bien esto no cura la enfermedad, disminuye la reacción del sistema inmunitario hasta tal punto que desaparecen casi todos los síntomas al poco tiempo de modificado el plan nutricional.

Otra perspectiva en todo similar es la de Jean Seignalet, médico inmunólogo, nutricionista y biólogo de origen francés autor del libro “La alimentación, la tercera medicina”, que argumenta que muchas enfermedades de origen autoinmune se “activan” debido a la alimentación actual, que generaría una flora intestinal de putrefacción y no de fermentación, haciendo que ciertas bacterias se multipliquen de forma alarmante y activando con ellos ciertas enfermedades del grupo genético.

Propone un régimen para eliminar las toxinas del organismo bastante radical que prohíbe el consumo de cereales (y con ello elimina buena parte del almidón), los lácteos (porque la lactosa es un azúcar muy difícil de digerir), los aceites refinados y aconseja el consumo frecuente de probióticos y fermentos lácticos.

Tanto una opción como la otra no están libres de discusiones. Por desgracia, son investigaciones poco conocidas fuera de sus respectivos países y sólo los pacientes aquejados de estas enfermedades suelen informar respecto a ellas

Contenido de almidón según alimentos

Esta lista – fue publicada originalmente en inglés en el foro Kickas por el usuario Bilko (William Thompson)- es un extracto realizado a partir del libro “McCance & Widdowson’s Tables of Food Composition”, un clásico para conocer la composición de los alimentos. En esta lista se incluye únicamente el contenido en Almidón (en porcentajes) de cada alimento. La traducción al castellano la realizó Elisa -usuaria del foro Espondilitis.info. La Fundación Belén ha reducido esta lista a los productos más consumidos.

Harinas Granos y Almidones

  • Fibra (Trigo) 23.0
  • Pan integral 70.5;
  • Pan blanco 75.5
  • Harina de Maíz 92.0
  • Harina de Avena (cruda) 64.9
  • Harina de Centeno (entera) 75.9
  • Sagú (crudo) 94.0
  • Harina de Soja (entera) 12.3;
    (desgrasada) 14.8
  • Tapioca (cruda) 95.0
  • Germen de trigo 28.7

Arroces

  • Arroz integral (crudo) 80.0;
    (hervido) 31.6
  • Arroz condimentado (crudo) 73.8;
    (cocido) 25.1
  • Arroz blanco (crudo) 85.8;
    (frito en manteca, por goteo) 23.1

Pastas

  • Macarrones (crudos) 73.6;
    (hervidos) 18.2
  • Tallarines (de huevo, hervidos) 12.8
  • Spaghetti (blancos, crudos) 70.8;
    (blancos, hervidos) 21.7;
    (integrales, crudos) 62.5;
    Integrales, hervidos) 21.9

Panes

  • Pan Integral (promedio) 41.3;
  • Pan de Centeno 44.0
  • Pan Blanco (promedio) 46.7;
  • Pan Integral (promedio) 39.8;
    (tostado) 46.6
  • Croissants 37.2
  • Pan de Hamburguesas 46.6

Cereales para el Desayuno

  • All-Bran 27.6
  • Hojuelas de Salvado 50.6
  • Frosties 51.8
  • Fibras y Fruta (cereal) 47.7
  • Muesli (estilo Suizo) 46.0;
    (sin azúcar añadido) 51.4
  • Salvado de Avena y Trigo 51.0
  • Gachas (elaboradas con agua) 9.0;

Galletas

  • Bizcochos de Chocolate (cubiertos) 21.8;
    (rellenos de crema y cubiertos) 19.5
  • Galletas con chispas de Chocolate 30.6
  • Galletas cremosas 68.3
  • Bizcochos digestivos (chocolate) 38.0;
    (sencillos) 55.0
  • Bizcochos con base de Avena 39.7
  • Galletas de Avena (a granel) 59.9
  • Mantecadas 47.6
  • Barquillos (rellenos) 21.3
  • Barquillos (rellenos / chocolate) 17.0
  • Bizcochos simples 73.5
  • Galletas integrales 70.3

Pasteles

  • Magdalenas (estilo americano, con chispas de chocolate) 23.8
  • Pastel (reducido en grasa) 16.3
  • Galletas de Arroz 79.2
  • Roles suizos (chocolate, individual) 16.3
  • Pudines y postres fríos
  • Pastel de queso (helado) 10.8
  • Crema acaramelada 2.6
  • Natilla (elaborada con leche entera) 5.1;
  • Jalea o Gelatina (elaborada con agua) 0
  • Pudín de leche (con leche entera) 9.3;
  • Pudín de arroz (enlatado) 5.8
  • Panqueque (dulce, elaborado con leche entera) 18.8
  • Pudín esponjoso (enlatado) 19.6
  • Tarta de melaza 29.2

Pizzas

  • Base de pizza (sin cocer) 54.1
  • Pizza (queso y tomate, para cacerola profunda) 31.5;
  • Pizza (queso y tomate, base delgada) 30.3;
  • Pizza (queso y tomate, pan francés) 29.0;
  • Pizza (queso y tomate, helado) 28.1;
  • Pizza (cubierta con pollo, frio) 29.2;
  • Pizza (cubierta con mariscos, para llevar) 26.2;
  • Pizza (jamón y piña, para llevar) 31.3
  • Pizza (cubierta de carne) 27.3;
  • Pizza (vegetariana) 26.9

Leches y productos lácteos

  • Leche descremada (promedio) 0;
  • Leche entera (promedio) 0;
    (UHT) 0
  • Leche “Island Milk” (entera) 0;
  • Leche condensada (descremada, endulzada) 0;
  • Quesos 0
  • Yogur de leche entera (normal) 0;
  • Helado de chocolate 0.7

Huevos

No contiene almidón

Grasas y aceites

  • Mantequilla 0
  • Margarina (pesada, grasas animales y vegetales) 0
  • Aceites 0

Carnes y productos cárnicos

  • Lonchas de tocino o tocineta (crudas) 0
  • Jamón 0
  • Carne de res (promedio, magro, cruda) 0
  • Cordero (promedio, crudo) 0
  • Pechuga pollo(en cacerola, solo carne) 0
  • Big Mac 16.6
  • Hamburguesa de queso (para llevar) 21.2
  • Salchichas (premium, refriger, asadas) 5.4
  • Curry de pollo (promedio, para llevar) 1.2
  • Espaguettis a la boloñesa (refrigerada/congelada, recalentada, con espaguettis) 13.2
  • Spring rolls (carne, para llevar) 12.0
  • Pollo agrio y estofado (takeaway) 8.8
  • Cerdo agrio y estofado 3.4

Pescados y sus derivados

  • Bacalao (crudo) 0
  • Abadejo (crudo) 0
  • Lenguado al limón (crudo) 0
  • Sardinas (enlat. en salmuera, drenadas) 0
  • Pez espada (asado) 0
  • Trucha (arco iris, asada) 0
  • Dedos de pescado (fritos en aceite) 15.5

Vegetales y hortalizas

  • Patatas tiernas (hervidas en agua sin sal) 16.7
  • Fritas a la francesa 32.7
    (de corte recto, congeladas, fritas en aceite mezclado) 35.3
  • Patatas fritas en horno de microondas 31.5
  • Patatas fritas en horno (congel.) 29.1
  • Frijoles (secos, hervidos en agua sin sal) 20.8
  • Garbanzos (enteros, escurridos, crudos) 43.8
  • Judías verdes o vainas (crudas) 0.9
    (congeladas, hervidas en agua sin sal) 2.6
  • Lentejas (secas, hervidas en agua sin sal) 15.9
  • Lentejas (secas, hervidos en agua sin sal) 16.2
  • Guisantes sin granos (crudos) 0.8
  • Alcachofas, Globo (hervidas) 0
  • Alcachofas, Jerusalén (hervidas) 0
  • Espárragos (crudos) 0.1
  • Berenjena (crudas) 0.2
  • Remolacha (cruda) 0.6
  • Brócoli (verde, sin cocer) 0.1
    (hervido en agua no salada) Tr
  • Coles de Brusela (crudas) 0.8
    (hervidas en agua sin sal) 0.3
    (congeladas, hervidas en agua sin sal) 0.4
  • Repollo/col/berza (crudo, promedio) 0.1
    (hervidos en agua sin sal, promedio) 0.1
    (blanco, crudo) 0.1
  • Zanahorias (hervidas en agua sin sal) 0.2
  • Coliflor (hervida en agua sin sal) 0.2
  • Ajo (crudo) 14.7
  • Calabaza ( cruda) 0.8
  • Puerros (crudos) 0.3
  • Lechuga (iceberg, cruda) 0.1
  • Calabacín (crudo) 0.1
  • Mezcla de hortalizas/menestra (congeladas, hervidas en agua salada) 3.0
  • Tomates (fritos en aceite de maíz) 0.1

Frutas

  • Todas las frutas tiene cero, salvo el plátano que tiene 2
  • Almendras 2.7
  • Nueces de Brasil 0.7
  • Anacardos (asados/salados) 13.2
  • Castañas 29.6
  • Coco (con su masa) 0
  • Avellanas 2.0
  • Mazapán (casero) 1.5
  • Cacahuetes (crudos) 6.3
  • Piñones 0.1
  • Pistachos (asadas y saladas) 2.5
  • Nueces 0.7
  • Regaliz 9.4

Bebidas

  • Cacao en polvo 11.5
  • Extracto de café y chicoria 2.2
  • Café (infusión, promedio) 0
    (instantáneo) 4.5
  • Ovaltine en polvo 34.4
  • Té (negro, infusión, promedio) 0
  • Cola (dietética) 0
  • Bebida de jugo de frutas (carbonatada, listo para beber) 0
  • Ginger Ale (seca) 0
  • Limonada 0
  • Agua tónica 0
  • Cerveza (amarga, promedio) 0
  • Sidra (seca) 0
  • Vino tinto o negro 0
  • Vino rosado (medio) 0
  • Vino blanco (seco) 0

Sopas, salsas y comidas diversas

  • Sopa de pollo (en crema, enlatada) 3.4
  • Sopa de bajas calorías (enlatada) 2.0
  • Sopa de legumbres (enlatada) 4.5
  • Sopa champiñones (crema, enlatada) 3.1
  • Sopa de buey (enlatada) 4.2
  • Sopa de tomate (de crema, enlatada) 3.3
  • Sopa de vegetales (enlatada) 4.8

Bibliografía

  • Ankylosing Spondylitis: Diagnosis and Management by Barend J. van Royen and Ben A. C. Dijkmans, Jan 13, 2006
  • Ankylosing Spondylitis and the Spondyloarthropathies: A Companion to Rheumatology 3E (Companion to Rheumatology) by Michael H. Weisman, John D. Reveille, and Desiree van der Heijde, Feb 21, 2006

Enlaces

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.